Los arrecifes de Veracruz corren peligro por ampliación del puerto

El gobierno insiste en reducir los límites del Sistema Arrecifal Veracruzano, atentando contra el humedal y los acuerdos internacionales.

Nuevamente, un área natural protegida está en peligro por la ambición del gobierno que debería protegerla. El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) denuncia que el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzado (PNSAV) está en riesgo por un proyecto de ampliación del puerto de Veracruz, uno de los puntos comerciales y turísticos más importantes del Golfo de México.

La ampliación ya ha sido aprobada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Sin embargo, esta obra contraviene los compromisos de conservar y proteger al humedal.

Por esa razón, el CEMDA -junto con otros grupo de asociaciones civiles en defensa del medio ambiente- han presentado ante instancias internacionales un informe para denunciar el incumplimiento del gobierno federal para hacer cumplir el Convenio de Ramsar.

El Convenio de Ramsar (o Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas) tiene como objetivo primordial «la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo».

El Sistema Arrecifal Veracruzano fue decretado área protegida en 1992. Está formado por 17 arrecifes y en 2004 fue inscrito como parte de la lista Ramsar, por lo que es considerado como un humedal de importancia mundial.

Se estima que el Sistema Arrecifal Veracruzano tiene 10 millones de años de antigüedad. Los habitantes de la época prehispánica lo usaban para sus adoraciones y sacrificios; y en la época colonial, la zona se empleaba para la reparación de navíos. El arrecife fue descrito por Alexander von Humboldt en su ensayo sobre la Nueva España.

Lo que el gobierno mexicano pretende es reducir los límites el Sistema Arrecifal Veracruzano sin una justificación ambiental, acto que constituye una violación a la convención Ramsar. Por esa razón, la CEMDA y otros organismos han presentado un recurso ante el secretario del convenio para evidenciar que las autoridades federales están incumpliendo sus obligaciones de protección al arrecife. Incluso, los activistas involucrados en la defensa del arrecife han recibido amenazas y acoso.

No es la primera vez que esta administración entra en polémica por su interés en el medio ambiente. El presidente Peña hizo un decreto en octubre de 2013 para quitarle al Nevado de Toluca la categoría de parque nacional, bajo la sospecha de que se edifique en esta zona.

El gobierno también es sumamente criticado por su Reforma Energética, su obsesión con los hidrocarburos y el daño ecológico derivado del fracking. ¿Es que a este gobierno no le importa ni un poquito el medio ambiente?

Fuente: Peligra el Sistema Arrecifal Veracruzano por incumplimiento de compromisos internacionales por parte del gobierno mexicano (Centro Mexicano de Derecho Ambiental)