logo
Lifestyle 12/12/2013

Pechuga de pavo mechada al vino tinto

Una opción gourmet para quien prefiera no hacer un pavo completo.

Por : Pola Thrace
Si preparar un pavo entero es demasiado para tu número de comensales, no significa que tengas que sacrificar lo fancy de la receta. Esta en lo particular me gusta mucho porque mezcla diferentes sabores, entre ellos el del tocino (que da un toque ahumado) y el del vino tinto. Y los sándwiches con este pavo recalentado son los mejores. Claro, si es que queda suficiente para el recalentado…

Ingredientes

  • Una pechuga de pavo sin hueso de unos 700 gramos, ya atada
  • 5 rebanadas de jamón de pavo
  • 5 rebanadas de tocino de pavo (puede ser chorizo también)
  • 1 lata de las minis de aceitunas deshuesadas
  • 1 taza de vino tinto
  • media taza de vino blanco
  • 1 taza de crema

Cómo preparar la pechuga de pavo mechada al vino tinto

  1. Vamos a “mechar” el pavo, es decir, con un cuchillo pequeño, pero fuerte, hacemos un corte profundo en la carne, y luego movimientos circulares para abrir un agujero. Sin sacar el cuchillo, utilizándolo como palanca para mantener el hoyo abierto, se rellena con jamón, tocino, o una aceituna entera. Se saca el cuchillo para que el relleno quede dentro y así sucesivamente hasta haber mechado toda la pechuga con todo el relleno.
  2. Se pone la pechuga en un refractario y se cubre con el vino tinto y el vino blanco, se hornea a 220°C durante aproximadamente una hora.
  3. Se saca el pavo del horno, se le quita la red y se reserva la carne. En una olla gruesa a fuego bajo se colocan los jugos que hayan quedado en el refractario y se disuelven con la crema para hacer una salsa. Las aceitunas le dan un sabor ya muy salado, ajusta la cantidad de sal agregando más crema si te parece muy concentrado.
  4. Sirve rebanadas gruesas acompañadas de salsa, o en sándwiches con el pan que más te guste.

Voilà! ¡Felices fiestas!