logo
Lifestyle 12/12/2013

Demasiados automóviles y nada de espacio

Las ciudades cada día están mas colapsadas por automóviles y aun no se vislumbra un espacio para los ciclistas y peatones.

Por : Johanna Navea

Sabemos que el automóvil es el medio de transporte que acapara las carreteras y las calles en la gran ciudad, provocando tacos y grandes aglomeraciones cuando hay que escapar de la gran ciudad sobre todo en estas fechas de celebraciones. Pero ¿sabían que el 41% de los viajes en automóvil recorre menos de 5 km en Santiago de Chile? 

Lamentablemente es así, el despropósito de utilizar automóvil está a la vista. Sin embargo, si destacamos que los santiaguinos se transportan 37% caminando y  3% lo hace en bicicleta y el resto en metro, buses interurbanos o transantiago, nos damos cuenta que más del 70% lo hace en un medio sustentable ¡pero pareciera que no es así! ya que muchos concuerdan que la ciudad casi está hecha solamente para que circulen automóviles  y no otros medios, y en otros países desarrollados pasa exactamente lo mismo.

En  Europa, se ha implementado La Plataforma Europea para la Gestión de la Movilidad (EPOMM) que posee herramientas interactivas para que los datos se crucen y se logre una comparación de transportes a nivel internacional y así hacerse una idea del panorama general. Por ejemplo, los londinenses dan el ejemplo al utilizar regularmente el transporte público, incluso 5 veces más que el estadounidense promedio. Y los residentes de Brujas, en Bélgica, poseen 25 veces más posibilidades de poder usar la bicicleta como transporte.

En Chile el panorama es distinto, además de que aún estamos a años luz de tener cultura cívica para respetar a peatones y ciclistas, tenemos un déficit de política pública en materia de planificación urbana, falta integrar miradas y crear por ejemplo un plan moderno de transporte más acorde y de mas fácil acceso a la ciudad para todos. Y llevar a cabo por parte del gobierno regional la construcción de los 400 kilómetros de ciclovias que deberían estar listas el año 2022.

Esta demás reiterar los beneficios a la salud que implica andar en bicicleta y caminar, pero parece que aun los gobiernos no toman conciencia de ello. Hay que crear condiciones para que las personas puedan utilizar otros medios de transporte de forma seria y coordinada, incentivando y pidiendo planificación urbana que cree estos espacios; así podremos tener un lugar para vivir y convivir libre y feliz.

 

Por ello, si comparamos la fotografía de arriba, no hay que ser muy inteligente en percatarnos que ayuda bastante el hecho de utilizar transportes públicos, pero si lo complementáramos mas con pistas para ciclistas mejor señalizadas y veredas para peatones, podríamos lograr una ciudad amigable para todos.