Cambiando el futuro del manejo de basura en México

En Guadajalara, Basurama se coloca como ejemplo del camino que el país debe adoptar con respecto a la cultura de la basura y el reciclaje.

Estamos tan acostumbrados a llevar todo a la basura, aún objetos reutilizables o reciclables, cuando en realidad estamos desperdiciando materiales que pueden transformarse y cubrir otras necesidades. Estos “desechos” en realidad tienen un magnifico potencial que nos haría crecer como país.

Por fortuna son cada vez más los proyectos que surgen a partir de esta problemática. Ideas que, por lo regular, vienen del extranjero y son adoptadas para nuestro bien. Basurama,  una PYME jaliscience, es claro ejemplo del cambio que se está dando con respecto al manejo responsable de basura.

Todo comenzó con Sergio Valencia y un choque cultural que observó con respecto al uso de desperdicios en Alemania. En aquel país tuvo la oportunidad de conocer la manera en la que se aprovecha la basura. Detectó una fuerte cultura del reciclaje, en ciudadanos, empresas y la autoridad. Un concepto que registro y adoptó para desarrollar una empresa que hoy en día marca tendencia.

Fundada en 2009, Basurama es una empresa especializada en el manejo integral de residuos que, mediante campañas de separación, recolecta de manera diferenciada residuos reciclables y no reciclables, certificando el impacto positivo en el medio ambiente. Entre los desperdicios que rescata, se encuentra vidrio, cartón, papel, plásticos y metales.

Actualmente recibe 600 toneladas de desperdicios al mes. Cuenta con 10 unidades vehiculares y 70 personas en distintas áreas de la empresa. Registra una tasa de crecimiento anual de 60%; está apunto de abrir una sucursal en la ciudad de México, considera otra en Monterrey y están analizando la posibilidad de tener franquicias.

Basurama promover la cultura de manejo de desperdicios, en todos los niveles, especialmente en instituciones y empresas. Ofrece certificados de reciclaje que represente beneficios para la empresa, promueve la responsabilidad social y el respeto por el medio ambiente.

Un proyecto fascinante que ha demostrado el potencial que existe en el sector. Sólo falta que, cada vez más personas, empresas, instituciones, hasta el mismo gobierno, abramos los ojos y aceptamos que este es el camino a seguir para garantizar un futuro mejor a México.

 

Fuente: El Financiero

Foto: Info is Info