El desconocido y espeluznante negocio peletero en Chile

Nicole Sandoval Cañas, vocera y directora de la organización Defensa Animal Vegetal, centra su objetivo en la abolición del negocio de las pieles de animales silvestres que se exportan desde Chile al mundo. Acá una entrevista con Veo Verde.

Por la condición antropocéntrica en la que se enmarcan las sociedades humanas, se ha naturalizando una práctica que parece ser abrazada sobre todo por figuras que encarnan el poder y el lujo. El uso de pieles de animales asesinados con crueldad, responde a que no entendemos lo importante que es situarnos fuera del ser humano; en la ecología y respeto por la vida en su totalidad.

Continuamos aceptando que líderes políticos como Evelyn Matthei, la candidata a la presidencia de la derecha dura, vista colas de zorros en instancias republicanas como el Te Deum Ecuménico o la Parada Militar, o que la ex Presidenta Michelle Bachelet se manifieste a favor del rodeo, sin hacer ningún tipo de alcance a una tradición sangrienta basada en el maltrato animal.

Por suerte existen referentes como Nicole Sandoval Cañas, una joven estudiante de Licenciatura en Física mención Astronomía, vocera y directora de la organización Defensa Animal Vegetal, que centra su objetivo en la abolición del negocio peletero en Chile, manifestando que es tan nefasto como la industria de la carne o la leche, en donde se está esclavizando y explotando brutalmente a indefensas criaturas.

nicolecac3b1as.jpg

Nicole Cañas, Directora de Defensa Animal Vegetal

Su lucha comenzó por azar, cuando buscando una pareja para su chinchilla hembra, conoció un criadero, donde se acumulaban a estos animales en peligro de extinción en jaulas sin condiciones de salubridad y bienestar, para despellejarlos, extraer sus hermosas pieles y luego botar sus pequeños cuerpos a la basura.

Cuenta que una vez dentro se vio tan sensibilizada con la experiencia que decidió hacerse activista.

“Conocí este negocio de la peor forma. Hace cinco años no tenía mucha conciencia del tema y creí que el vendedor de chinchillas solo se dedicaba al negocio de mascotas”  Recuerda que el hombre se acercaba a los animalitos y estos lloraban al reconocer a su verdugo.

El criadero peletero ubicado en La Florida, en Santiago de Chile le abrió de manera brutal los ojos a Nicole, quien se hizo nada menos que punta de lanza en contra del mercado peletero en Chile.

“Partimos con actividades de concientización en el barrio alto de Santiago, que es donde hay mayor uso de pieles de animal, y nos dimos cuenta que son pocas las personas que utilizan estas prendas. Son más que nada personas famosas, pero no existe una fuerte demanda de estos productos. Las pieles se exportan a Brasil, Argentina, Estados Unidos, Canadá, entre otros.

El 90% de las pieles se exporta por lo tanto no podemos boicotear directamente la demanda interna, que sólo está dado por tiendas y diseñadores exclusivos. La única forma de abolición es por medio de la ley”.

chinchilla.jpg

Negocio peletero encubierto

Justamente el tema de una ausencia de políticas públicas y un mercado exportador primario que no cuenta ni con ética ni fiscalización, abre las puertas a que esto suceda bajo las sombras de protocolos deficientes como los del Servicio Agrícola y Ganadero.

Lo peor, es que el asunto no termina con las exportaciones “no tradicionales”. En Chile existen aproximadamente 72 mil cazadores inscritos, que dan caza a especies introducidas que han dañado fuertemente los ecosistemas con el imperativo de la oferta a un mercado en extremo absurdo, que responde sólo a criterios de vanidad.

Por otra parte, existen importaciones que no son fiscalizadas y rotuladas debidamente por lo que “Tenemos un problema con la piel sintética, pues la que llega desde China no está comprobado que lo sea a causa del mercado de pieles de perros y gatos que se exportan desde este país, que es el mayor exportador de este “producto” a nivel mundial”.

En términos de sustentabilidad La Comisión Europea y Departamento de Control por la Prevención de la Contaminación del 2003 reconoce la industria de la curtiembre como “una industria potencialmente intensa en contaminación”. El Sistema de Proyección de Contaminación Industrial califica la industria de curtiembre como una de las cinco peores industrias que contamina con metales tóxicos la tierra.

Los métodos comunes utilizados en el curtido de las pieles utilizan formaldehido y cromo; químicos que están registrados como cancerígenos y por lo tantos tóxicos para los humanos. Otros químicos utilizados en el curtido o emitidos por el mismo proceso y que aparecen en más de una lista del gobierno estadounidense sobre químicos tóxicos incluyen aluminio, amoníaco, cloro, clorobenceno, cobre, etilenglicol, plomo, metanol, naftalina, ácido sulfúrico, tolueno y zinc.

Soluciones para terminar con el negocio de pieles

Existen 100 criaderos peleteros de chinchillas y otros animales. Estos establecimientos son autorizados por el SAG, no existe una ley que fiscalice este rubro ni tampoco que lo prohíba.  Estos son negocios heredables en el tiempo, familiares, que no dan empleos y que se agrupan sin personalidad jurídica, pero que tienen una presencia mundial para generar estrategias para producir, vender y defenderse de los activistas por medio de Guillermo Holzer, Representante por Chile del Chinchilla Industry Council. Los principales productores son los Ittomi, Kauer y Holzer.

Nicole advierte que el primer paso para terminar con la peletería es prohibir la introducción de especies foráneas y reubicarlas en zonas donde la especie no cause impacto ambiental. También está la opción de la erradicación con métodos éticos, con el fin de no continuar impulsando el recurso con temporadas de veda y luego de caza.

Comunicacionalmente, la organización intenta concientizar sobre que el uso de pieles no representa más que crueldad. Así figuras del espectáculo como Kim Kardashian, Alicia Keys, Lady Gaga y las locales Adriana Barrientos o Raquel Argandoña son “funadas” por medio de manifestaciones para que no solo ellas, sino que sus fanáticas entiendan que es una conducta que no puede ser imitada.

peleteras.jpg

Cuesta eliminar la visión que tiene la gente de que una piel representa elegancia, cuando no es muy elegante lucir un cadáver de un animalito criado para ser despellejado vivo. Es una enfermedad querer lucir la belleza de un animal sobre el cuerpo humano a estas alturas en que las cavernas han quedado milenios atrás nuestro.

La fama, el dinero, el arribismo, la crueldad, son características que crean una tendencia entre las personas que atienden esta moda, que por lo demás cada vez está menos vigente por la conciencia que se ha generado en los seres humanos respecto a este tema.

En términos jurídicos, se requiere de la abolición de la peletería y la importación de cueros, pieles y otros elementos animales como cuernos y revisar la Ley de Caza que es garantista en términos de explotación animal amparado en un modelo productivo que debe ser corregido.  Es por eso que ya han planteado una propuesta a los candidatos presidenciales, siendo el único en acceder a incorporarlo en su programa, el candidato ecosocialista Marcel Claude.

Las propuestas consisten en:

  • Prohibir los criaderos peleteros en todo el país, la crianza, comercio y muerte de los animales exclusivamente con fines peleteros.
  • Prohibir la exportación e importación de pieles en el país y su venta.
  • Crear políticas públicas para educar a la ciudadanía sobre las alternativas sintéticas que ofrece el mercado y la realidad que conlleva la compra de pieles.
  • Prohibir la introducción de especies foráneas al país como prevención de futuras y posibles plagas, esto reduciría la cacería de los animales para obtener su piel.
  • Prohibir todo tipo de comercialización de la Chinchilla, como: en tiendas de mascotas, internet y privados. La venta de esta especie genera financiamiento a la industria peletera, ya que, los animales abastecidos provienen de criaderos pelíferos que han sido vendidos por desperfectos en el pelaje.
  • Los animales incautados de los criaderos peleteros deben ser relocalizados en santuarios o dados en adopción con la ayuda, fiscalización y consejo de organizaciones en pro de los derechos de los animales y entendidas en el negocio peletero en Chile.

En lo que concierne a la Ley de Caza, la propuesta apunta:

  • En el marco general, lo primero es aclarar, redefinir o ampliar ciertos conceptos que aparecen en la actual ley de caza con el consenso de las organizaciones en pro de los derechos de los animales, además de introducir otros conceptos con el fin de prevenir y eliminar ambigüedades y vacíos que permitan calificar a los animales en beneficio del explotador.
  • Prohibición de la introducción de especies foráneas, muchas de las cuales son internadas con fines de explotación comercial y luego son liberadas descontroladamente, convirtiéndose en una “plaga” y causando estragos entre las especies autóctonas.
  • Realizar un catastro regional con las especies introducidas que causan más dificultades en los respectivos ecosistemas que habitan, midiéndose tanto la dificultad que provocan a las especies autóctonas de la zona como el impacto negativo en las comunidades aledañas. Este catastro debe ser actualizado cada 2 años.
  • Utilizar la esterilización como método de control de plagas de especies introducidas y no la cacería ni exterminio masivo de animales. Está demostrado que no es eficaz la matanza de animales para controlar la sobrepoblación de especies.
  • Relocalizar a las plagas en sus hábitat originarios en el mismo país y en lo posible en el exterior en el caso de especies no originarias de nuestro país. Una segunda alternativa es crear o utilizar santuarios de protección, que cuenten con un potencial turístico y educativo para que se puedan mantener en el tiempo. Cualquier aporte de privados es bienvenido, pero todos estos deben ser revisados para que no existan conflictos de interés y que sean empresas que no estén involucradas en casos de explotación y maltrato animal.
  • Campaña de educación a la ciudadanía enfocada en los sectores rurales, para mostrarle a la población que hay opciones de control diferentes más beneficiosas y más eficaces que el exterminio y la cacería, la posición en pro de los derechos animales no es “colocar a los animales por sobre la gente”, como se suele malinterpretarse, sino lograr que se respeten tanto los derechos humanos como los derechos de los animales. Además, esta campaña de educación se centrará en eliminar el concepto de caza “deportiva” como una actividad sana e inocua.

 Un refugio para las Chinchillas rescatadas

crc3ada.jpg

Lo mejor de todo esto, es que ya se han organizado brigadas de rescate animal que hoy están en un pequeño refugio de chinchillas rescatadas en  rehabilitación en donde los bebes que han nacido en el refugio (bebes de hembras reproductoras que ya venían preñadas). Hay un futuro lleno de esperanza, que motiva a luchar por una sociedad de iguales en donde el desarrollo no dependa de la esclavitud de otros seres vivos.