La nuez de ramón, alternativa alimentaria de la Selva Maya

En época precolombina era la principal fuente de alimento, a lado del maíz. Con el paso del tiempo se fue olvidando, hasta ahora que resulta una alternativa viable para las comunidades de la región.

Los efectos del cambio climático han afectado en gran medida la producción de alimentos. La agricultura se ha tenido perdidas de cultivos completos de maíz, trigo, frijol, entre otros cereales y granos básicos. Ante este escenario ha llegado el momento de buscar alternativas de alimentación en bosques y selvas, sin que represente un daño al hábitat.

Las comunidades de la Selva Maya han rescatado la nuez de ramón, una semilla que se utilizaba en época precolombina. Con el paso del tiempo esta semilla fue olvidada a pesar que formaba parte de las principales fuentes de alimento, a lado del maíz.

Actualmente la nuez de ramón representa un gran potencial. Se le considera uno de los productos no maderables con mayor potencial económico entre las comunidades de la Selva Maya. Se busca, por supuesto, crear economía rentable y que a la vez sea responsable con el medio ambiente.

La Selva Maya es el macizo forestal tropical con mayor extensión al norte de la Amazonia. Comprende parte de México, Belice y Guatemala. En este último país se han creado programas locales que aprovechan este alimento, respeta el hábitat forestal y genera beneficios económicos para sus habitantes.

Gracias a esta semilla se ha logrado generar empleos. Mujeres se dedican al proceso de la nuez de ramón; retiran la cáscara, para después secarlas al sol y tostarlas en horno; se obtiene una harina especial para hacer galletas y pan, con gran valor nutricional.

En México contamos con el recurso, la nuez de ramón. Con el esfuerzo de las comunidades de la región se podrían desarrollar programas similares, que aprovechen de manera sustentable esta semilla que nos regala nuestra selva tropical.

 

Link: Equilibrio

Foto: Rainforest Alliance