Prepara mantequilla de almendras casera

Más nutritiva que si la compras. Más fácil que elegir y pagar en el supermercado.

La mantequilla de semillas vegetales aporta nutrientes necesarios a nuestro organismo; como la mantequilla de maní que nos ayuda a evolucionar. Pero ¿quién hace la mantequilla que comes en ese delicioso pan?, ¿sabes si se trata de productos libres de químicos o sustancias nocivas?

Preparar mantequilla de almendras es tan sencillo, como seleccionar una marca y pagar al finalizar tus compras en el supermercado. Así te aseguras que sea mantequilla fresca, sin conservadores; esas sustancias que aseguran una larga vida del producto pero que, a la larga, pueden perjudicar nuestra salud.

Hoy les comparto una receta para hacer mantequilla de almendras casera. Con esta receta puedes jugar, elegir si gustas almendras tostadas (más deli) o crudas. También puedes sustituir las almendras con otra nuez, como pecana, macadamia, avellana, hasta cacahuate.

Ingredientes

  • 2 tazas de almendras
  • 1 pizca de sal (opcional)

Cómo preparar la mantequilla de almendras

  1. Precalienta el horno a 200ºC.
  2. Lava las almendras. Sólo enjuágalas con el corro del grifo; verás que sale el agua sucia. Cuando veas que va aclarando el agua, enjuaga por última vez con agua de garrafón.
  3. Coloca las almendras en un charola. Asegúrate que antes estén un poco escurridas, sin estar totalmente secas. Hornea hasta que queden ligeramente doradas.
  4. A procesar las almendras. Una vez tostadas, saca las almendras y déjalas enfriar un par de minutos. Colócalas en un procesador de alimentos; en este momento puedes agregar la sal — es opcional —. Comienza a procesar.
  5. Mucha paciencia. Al principio puede parecer eterno; puede llevar enrte 5 y 15 minutos. Primero procesa por 1 minuto; verás que se forma una harina. Continúa el proceso, parando de vez en cuando para limpiar las orillas del aparato.
  6. Que obtenga la consistencia deseada. A lo largo del proceso, verás que la harina se hace moronas, luego se va haciendo más suave, hasta quedar como mantequilla.
  7. Envasar la mantequilla, de preferencia en un frasco de cristal. Espera que se enfríe antes de taparlo.
Opción crudivegana: Puedes preparar la mantequilla de almendras crudas; debes de seguir la reseta igual, sólo omite el paso del horno. En este caso es muy importante que las almendras estén completamente secas antes de procesar.

Link:  Dinner with Aura
Foto: Just a Pinch