Oso polar muere de hambre en el océano Glacial Ártico

El cambio climático ha provocado una reducción del hielo y por lo tanto de la fauna que ahí se encuentra, rompiendo la cadena trófica.

Las focas son el principal alimento para los osos polares que lamentablemente producto del calentamiento global y por supuesto de la irrupción de petroleras como Shell en su territorio han disminuido gravemente su población rompiendo la cadena trófica.

Es la consecuencia que ya alertaban los activistas de Greenpeace mediante su campaña Salva El Ártico  y que hoy ya tiene su primera víctima: un oso polar de 16 años. El macho fue encontrado lejos de su hábitat natural,  en la parte norte del archipiélago de Svalbard, ubicado en el océano Glacial Ártico, reducido a piel y huesos.

En abril pasado el ejemplar se encontraba en perfectas condiciones según científicos de  la organización Canadian Wildlife Service (Servicio de Vida Silvestre Canadiense) y la Universidad de Alberta, en el lado sur de este archipielago, por lo cual sólo atribuyen el mortal destino del animal, a la falta de hielo y por ende, a la falta de focas para su alimentación, por lo cual migró de sur a norte.

 The Guardian entrevistó al doctor Ian Stirling quien determinó que el fenómeno podría deberse a que la mayor parte de las aguas de Svalbard no se congelaron normalmente el último invierno, por lo que el oso debió alejarse de la zona donde caza habitualmente, para obtener alimento.

osopolarmueredehambre.jpg

CC/ Ashley Cooper/Global Warming Images/ The Guardian

En evidencia, desde 1979, cuando comenzaron las mediciones, no se registraba tan poco hielo. Este es un preocupante record, sin precedentes, que ha disminuido  en 30% en treinta años provocando que en invierno vuelva a su aspecto normal, pero con un hielo de bajo grosor lo que hace más fácil su deshielo en la próxima temporada.

Link: 

Desastre en el Ártico: En cuatro años no quedará hielo según experto

ALERTA: 97% del hielo se derritió en Groelandia según la NASA

Más del 70 % del Océano Ártico se derrite a causa de la actividad humana

Fuente: The polar bear who died of climate change – big picture (The Guardian)