Los increíbles beneficios del té chai tradicional

Por la combinación de sus ingredientes, especias importantes en la medicina ayurvédica, esta deliciosa bebida nos ayuda a mantener una buena salud.

Antes de involucrarme con la práctica de Yoga, tomaba el té chai industrializado. Ya saben, el que te venden en esa cadena de cafés o las mezclas que compras en el supermercado. Agrega agua y ya está. Hasta que conocí la ciencia del Ayurveda, medicina india ancestral, entendí realmente qué era el té chai y sus beneficios.

El té chai tradicional viene de India. Sus ingredientes incluyen especias que se usan desde hace milenios en ayurveda, cuyo propósito es mantener la buena salud por medio de la prevención y la disciplina; toda una disciplina y forma de vida que influye hasta en la alimentación. Debido a la rica mezcla ingredientes y sus propiedades, también se le llega a conocer como té yogui. Ahora entenderán por qué.

Ingredientes básicos y sus beneficios

Aunque existen varias recetas de té chai, desde el casero tradicional hasta el blanco ayurvédico, todas ellas incluyen los siguientes ingredientes clave.

Clavo. Esta especia contiene fitonutrientes; contiene altas cantidades de manganeso, fibra dietética, ácidos grasos omega-3, vitamina C, vitamina K, calcio, potasio, magnesio, ácido fólico, fósforo y hierro. Entre sus beneficios encontramos que es un excelente analgésico natural aliviando eficazmente el dolor de cabeza; también es anti-inflamatorio, favorece a la digestión, la salud cardiovascular y fortalece al sistema respiratorio, además es anti-oxidante.

Cardamomo. El chai que no lleva cardamomo, no es chai. El cardamomo contiene proteína, agua, aceite esencial, almidón, ácidos grasos y mucha fibra. Contrarresta los efectos a la intolerancia al gluten. Es útil para problemas urinarios. Regula el metabolismo. Se recomienda a quienes sufren de artritis o diabetes. Expectorante, antiséptico y anticancerígeno. Favorece al sistema digestivo, las vías respiratorias y, además, es afrodisiaco.

Canela. Entre sus propiedades encontramos que regula los niveles de azúcar y de colesterol en el organismo. Tiene efectos antimicrobianos, alivia molestias digestivas, alivia infecciones de la boca, elimina las molestas del resfriado. También es un afrodisiaco natural. La canela es rica en vitamina A, magnesio, vitaminas del complejo B, zinc o flavonoides,

Jengibre. Esta raíz asiática es una joya que debemos aprovechar. Es muy rica en aminoácidos y minerales: aluminio, boro, cromo, cobalto, manganeso, fósforo, silicio, zinc. Aporta beneficios al aparato digestivo — esa antivomitivo, evita los mareos, auxiliar en el caso de úlveras, diarrea —; aparato circulatorio — previene enfermedades del corazón, circulatorias, heridas por congelación —; aparato respiratorio — contra síntomas de gripe, resfriado, sinusitis; combate al síndrome de fatiga crónica, el dolor por sus propiedades antiiflamatorias y analgésicas; auxiliar en tratamiento de artritis, síndrome de tunel carpiano y dolor de mueles. Por último, si, también es afrodisiaco.

Es muy común que el té chai incluya té negro, como en su receta original. Sin embargo, también se le puede encontrar en su variante con té blanco. En el caso original, el té negro aporta sus beneficios como antioxidante, astringente, diurético, reconfortante y, además, estimulante. En combinación con los ingredientes mencionados anteriormente, tienes una bebida estimulante, que fortalece sistema respiratorio y, por sus características antiinflamatorias, reduce el dolor muscular y articular después de una práctica de Yoga.

Como ven, podemos aprovechar los beneficios de esta bebida tradicional, siempre y cuando sea en su forma más natural. Se le puede preparar con agua o con leche vegetal; leches de almendra y de arroz son ideales para un balance perfecto. Ya lo saben, a disfrutar de un rico té chai para combatir cualquier mal.

Prepara té chai con las recetas de Sabrosia

Fuentes:
Foto: Becky Santoyo