Aumento alarmante en la radiación del agua de Fukushima

Tan sólo en 5 días el índice de radiación ha aumentado 47 veces.

El accidente nuclear de Fukushima ha dejado un impacto importante en el ambiente, imposible de calcular hasta la fecha. La radiación deja su huella en los cultivos, en la gente, en el agua. En los últimos días se ha encontrado un dato alarmante, al registrar un aumento 47 veces mayor en la radiación registrada en el agua subterránea. La causa de este incremento tan pronunciado aún se desconoce.

De acuerdo con datos de Tokyo Electric Power Company (TEPCO), las muestras extraídas de los pozos situados entre los reactores y el mar contienen sustancias radiactivas, en una concentración de 56.000 becquereles por litro de agua. Esto significa que el agua de las zonas cercanas se contamina al ingresar a los sótanos de los reactores atómicos dañados.

TEPCO ha tomado medidas para contener la contaminación y evitar la salida de radioactividad al mar. La compañía japonesa ha construido barreras subterráneas en los sótanos; el agua sería bombeada de esta zona para almacenarla en tanques contenedores. Estas operaciones serían realizadas a fin de agosto, sin embargo, debido al aumento repentino de radiactividad, TEPCO ha decidido adelantar las maniobras.

El agua radiactiva es la principal preocupación en el proceso de desmantelamiento de la central. La central tiene en su infraestructura 1,000 contenedores con agua radiactiva, misma que se utiliza para enfriar los reactores. Los agentes contaminantes se liberan al mar por la filtración de agua subterránea; entre más sea el flujo, mayor será el incremento de contaminación en el océano.

La compañía eléctrica continúa con las labores a marchas forzadas, con el fin de contener la radiación. Son 3,500 trabajadores los asignados a esta tarea para que, en algún momento, se ponga fin a la crisis nuclear. El proceso completo tomará entre 30 y 40 años, con tareas a corto, mediano y largo plazo. Así que tendremos noticias de radiación por un buen rato más.

El 11 de marzo de 2011, en Fukushima ocurrió el peor accidente nuclear registrado después de Chernóbil, en abril de 1986. Ambos son considerados los mayores desastres ambientales de la historia. En el caso de Chernóbil, la radiación se extendió a la mayor parte de Europa.

Después de 27 años de Chernóbil todavía se realizan operaciones para el manejo de desechos radiactivos. Esto fue en tierra, ahora… en el mar ¿cómo será el protocolo de retención?, ¿cómo se evitará las filtraciones en un sarcófago de existir tal propuesta? Tan sólo pensarlo resulta fascinante, desalentador, alarmante… Y las consecuencias, vamos, apenas vemos el inicio.

Links:

Fuente: El índice de radiación del agua de Fukushima aumenta 47 veces en 5 días (El País)
Foto: US Navy (Wikimedia)