Lifestyle

Transición de islas Seychelles a las energías verdes

Dos islas rodeadas de aguas turquesa albergan ocho turbinas de viento que proveen de energía limpia a la ciudad-puerto de Victoria, capital de la República de las Seychelles.

Este conjunto de 115 islas en el Océano Índico, cuyo ingreso principal es el turismo, depende casi por completo de combustibles fósiles importados, hasta ahora que abraza las energías renovables.

El nuevo parque eólico abrió a comienzos de junio, contó con el apoyo del Abu Dhabi Fund for Development y tiene una capacidad total de seis megawatts, suficiente para unas 2.000 casas en Mahe, la isla principal del archipiélago y hogar de 70.000 personas, un 90% de la población total de archipiélago.

Las turbinas son el primer paso hacia un plan que deberá proveer de al menos el 15% de las necesidades energéticas de las Seychelles con energías verdes para 2030. “La decisión de producir electricidad utilizando energías renovables se tomó en 2008, después de que el precio del combustible se disparara, como una forma de seguridad energética”, dijo Tony Imaduwa, jefe interino de la Comisión de Energía de las Seychelles.

En la actualidad, las islas “son el 95% dependientes de petróleo importado”, declaró en un comunicado la Comisión del Océano Índico (COI) y otro del a Comisión Europea (CE) a principios de mes. Desde entonces, la Union Europea (UE) ha anunciado un fondo de 15 millones de euros para proyectos de energías renovables en toda la región del Océano Índico, incluyendo las islas Seychelles, Mauricio, Comoras y Madagascar. “Los países del COI son altamente vulnerables a los efectos del alza de los precios del petróleo”, añadieron ambas instituciones. “Sin embargo, la región tiene un gran potencial para las energías renovables (hidráulica, solar, eólica, geotérmica) que no se está aprovechando”.

Cuando las Seychelles lanzó el programa de generación de energía renovable, también decidió revisar la legislación para romper con el monopolio energético del Estado. “Ahora, las compañías que producen energías renovables pueden vender la electricidad”, agregó Imaduwa. Reducir la dependencia de los combustibles fósiles es una de las preocupaciones, ya que el archipiélago también busca impulsar formas de energía amigables con el medio ambiente.

Los expertos señalan que la pequeña nación, única en el mundo donde la mitad de su territorio es una reserva natural, está en riesgo debido a los cambios en el clima, que traen tormentas más duras y períodos secos más largos. De hecho, ya se trabaja en proyectos que ayuden a combatir este impacto. Sin embargo, la creación de un sistema fiable para la producción de energía renovable todavía está lejos de alcanzar a las 115 islas del archipiélago, cuya economía dependen principalmente del turismo”.

Wills Agricole, funcionario del Ministerio de Medio Ambiente, declaró que “en la actualidad las Seychelles no tiene los recursos para financiar energías renovables (por si mismos), ya que los equipos son demasiado caros”. Agregó que “gracias a la ayuda de otros países, están ahora desarrollando varios proyectos que deben permitir reducir el consumo de combustibles fósiles”. También se ha previsto implementar otras fuentes de energías verdes. Mascareignes Seychelles, subsidiaria de una compañía francesa con sede en la isla de Réunion, hacia el sur en el Océano Índico, ganó una licitación para producir energía a partir de la incineración de residuos.

Agricole destaca que el proyecto, de materializarse, tomaría bastantes años y muchos detalles técnicos aún deben ser resueltos. Otros proyectos incluyen la instalación de paneles solares en los hogares de La Digue, la tercera isla más poblada del archipiélago, cuyas playas son una de las más visitadas por los turistas.

Este plan busca que La Digue sea sea energéticamente sustentable para 2020, con sistemas fotovoltaicos en cada hogar y autos eléctricos. Para septiembre de este año, La Digue, actualmente con electricidad gracias a un generador ubicado en la vecina isla de praslin, debe estar equipado con luminarias solares, dijo Nicolas Hoareau, jefe de proyectos de la Agencia de Transporte Terrestre de Seychelles.

Andrew Grieser Johns, coordinador en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, dijo que el objetivo de las Seychelles de obtener el 15% de sus necesidades energéticas desde fuentes renovables para 2030 “es muy posible de lograr”.

La nación incluso piensa en superar esa cuota si recibe mayor inversión extranjera.

Links:

  1. Rumbo a Río+20: Firman más de 80 países y empresas declaración en defensa de los océanos
  2. Árbol medicinal enfrenta extinción

Fuente: Winds of change as Seychelles embraces green (Phys.org)

Tags

Lo Último


Te recomendamos