La marihuana no daña el tejido cerebral como el alcohol

La investigación fue realizada por los expertos de la Universidad de California, San Diego, EE.UU. quienes sondearon durante 18 meses a 92 jóvenes cuyos rangos de edad fluctuaban entre los 16 y 20 años.

Hace algunos meses les comentamos sobre un estudio que aseguraba que la marihuana podía causar importantes deficiencias en el coeficiente intelectual de los menores de edad, aunque si era bastante segura para quienes comenzaban a consumirla después de los 18 años. Hoy una nueva investigación dice algo diferente, pues asegura que la marihuana es inofensiva para el tejido cerebral de adolescentes y adultos, no así el alcohol, que según algunos neurocientíficos afecta capacidades como la toma de decisiones, la memoria, niveles de atención, etc.

La investigación fue realizada por los expertos de la Universidad de California, San Diego, EE.UU. quienes sondearon durante 18 meses a 92 jóvenes cuyos rangos de edad fluctuaban entre los 16 y 20 años. Los sujetos de estudio fueron divididos en 2 grupos: Los que consumían marihuana y los que consumían alcohol.

Cabe señalar, que los jóvenes ya consumían estas sustancias desde antes que fueran parte de la investigación. Durante esta, los consumidores de alcohol bebían 5 o más tragos al menos dos veces por semana y los fumadores de cannabis lo hacían unas 9 veces semanales.

El resultado fue tajante: los adolescentes que consumían alcohol tenían  serios daños en su tejido cerebral, mientras los marihuaneros no presentaron tal deterioro en sus habilidades atencionales. Los datos fueron analizados con escaneo a los cerebros y entrevistas personales.

Los expertos señalan que en el cerebro existe una “materia blanca”, la cual es clave en actividades tan cotidianas como la toma de decisiones, este tejido cerebral se desarrolla en la adolescencia, antes de que los jóvenes cumplan 20 años y al parecer las bebidas alcoholicas en exceso interfieren en este desarrollo .  Dato bastante relevante, ya que los jóvenes podrían sufrir daños de por vida en la concentración y capacidad de decisiones por comenzar una temprana ingesta de alcohol. Esto también puede relacionarse con los estudios que señalan que mientras más joven se consume alcohol, más probabilidades hay de desarrollar un alcoholismo adulto.

De todos modos, el nivel intelectual no fue sondeado, ya que el rendimiento de los jóvenes en la escuela puede relacionarse con otros factores. Una persona inteligente puede ser perfectamente muy distraída.

Por otro lado, llama la atención que a los adolescentes le sea mucho más fácil conseguir alcohol que marihuana. Incluso, muchas veces los propios padres condenan más que su hijo se “drogue”  con cannabis, que cuando este se emborracha. Estudios como este deberían ser analizados por las políticas de salud pública.

Links: Menores de edad que fuman marihuana tienen el riesgo de disminuir si C.I

Fuente: Alcohol perjudica el tejido cerebral de adolescentes que lo consumen, la marihuana no (Pijama Surf)