Cómo el pollo llegó a nuestra mesa

¿Cómo es que el pollo conquistó nuestra mesa como platos principal de tantas y tantas comidas? Eso es lo que se pregunta el artículo publicado en la revista del museo The Smithsonian en Estados Unidos.

El pollo es el ave que más se consume en América y dentro del mundo occidental, pero no siempre estuvo acá ni menos en nuestra mesa. De acuerdo al artículo publicado por la revista del museo The Smithsonian, el pollo derivaría del gallo de la selva asiático y habría sido domesticado en primer lugar para ser utilizado en peleas de gallos, en vez de servir como alimento, dicen los arqueólogos consultados.

Estas aves se fueron expandiendo a través del comercio en el Valle del Indo (noroeste de India) con Medio Oriente. Así llegaron a Egipto, donde eran considerados símbolos de fertilidad. De hecho alrededor del año 1000 A.C. los egipcios dominaron la técnica de la incubación de huevos, y desde allí se fueron expandiendo hacia el Mediterráneo, donde después de algunos siglos, el pollo era considerado como una delicia culinaria en Roma.

A través de la historia, se sabe que fueron mascotas de guerra para los romanos quienes observaban su comportamiento antes de la batalla. Pero después que cayó el imperio romano, también bajó la valoración del pollo en la gastronomía. Los europeos post imperio romano prefirieron aves más grasosas como los gansos o las perdices.

La travesía del pollo sigue cuando arribó al Nuevo Mundo, alrededor de un siglo antes que Cristóbal Colón, de la mano de los polinésicos que llegaron a la costa sudamericana. Desde entonces hasta inicios del siglo XX, estas aves fueron valoradas principalmente por sus huevos. Pero el factor determinante que puso al pollo de vuelta en la mesa fue la invención de los criaderos avícolas, que vino junto con el descubrimiento de que podían ser criados en un lugar cerrado y con alimentos fortificado con antibióticos y vitaminas. Así se masificó la producción.

El artículo trata también el tema de cómo esta crianza en gallineros industriales -tan poco ética- aún no consigue disminuir la presencia del pollo en nuestra alimentación. Sin embargo, también menciona las nuevas tendencias en la crianza de estas aves, pollos que crecen en libertad, alimentados con granos e incluso criados en los patios de algunas casas.

Según cifras de la Asociación de Productores Avícolas de Chile, en el país el pollo es la carne de ave más consumida. De las 1.395 toneladas de carne que se consumieron en el país durante 2011, un 47% corresponde a carne de ave y de la producción total, el pollo representa un 85%.

Si te interesa profundizar más sobre el tema te dejamos el link al artículo completo.

Fuente: NPR y The Kitchn

pollo1.jpg

©Timothy Archibald / Smithsonian magazine