Las razones del tremendo tsunami japonés

El terremoto de Japón y subsiguiente tsunami dejó a los científicos desconcertados. A más de un año del evento, un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge cree saber lo que ocurrió.

El terremoto de Japón y subsiguiente tsunami dejó a los científicos desconcertados. Ellos sabían que el potencial de grandes y largas olas era muy real, pero el tremendo tamaño de tsunami japonés fue mucho más allá de sus expectativas. A más de un año del evento, un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge cree saber lo que ocurrió.

Al parecer el gran tamaño del tsunami fue el resultado de dos fuerzas diferentes: la liberación de energía elástica acumulada y la energía gravitacional.

En un paper, escrito por Dan McKenzie y Jackson James, se describe cómo el enorme colapso de material blando en el fondo marino provocó el movimiento de más agua de la que el sismo debía causar.

Los geólogos saben que los tsunamis se producen cuando un terremoto cambia la forma del fondo del mar de forma catastrófica, desplazando así el agua sobre ella. Cuando un terremoto ocurre, la falla se rompe y provoca la separación de rocas que se habían ido doblando como un resorte cargado. Así, cuando el terremoto golpea, la falla libera toda esa energía elástica almacenada.

La situación a 70 kilómetros de la costa de Japón no fue diferente. Durante el terremoto de magnitud 9.0, el suelo del Océano Pacífico se deslizó por debajo de Japón lo que provocó que una ola se formara en la superficie debido al tremendo movimiento inferior.

Como destaca el estudio, este proceso no toma mucho tiempo. Todo lo que se necesita son sólo unos segundos de actividad tectónica para causar un movimiento hacia arriba y hacia el exterior del fondo marino de unos 10 metros aproximados.

Pero los datos del terremoto en Japón revelan un asombroso cambio de 60 metros, que sugiere a los investigadores que algo más estaba pasando -las rocas simplemente no se pueden doblar tanto.

De hecho, mediante la recopilación e interpretación de datos sísmicos, tanto antes como durante el terremoto, los investigadores fueron capaces de determinar que la compresión de dos placas de la corteza terrestre resultó en una fractura y colapso masivo de escombros. Estos desechos, que se habían acumulado en el fondo del mar, se soltaron con los movimientos tectónicos que rasparon el sedimento del suelo.

Jackson señaló al respecto: “Cuando la cuña de material colapsó, el borde que lideraba el ataque se separó y salió disparado hacia adelante como una pepita disparada por una honda gigante. En esencia lo que ocurrió fue una liberación tanto de la energía elástica almacenada en las rocas como de la gravitacional contenida en la forma de la cuña de desechos acumulados.

Esto causó un movimiento extraordinario que aumentó la forma de la gran ola que se formó en la superficie.

Producto de este estudio, los científicos tendrán que revisar sus nociones sobre el potencial tamaño de los tsunamis en zonas con características geológicas similares.

Fuente: Now we know why the Japanese tsunami was so huge (io9.com)