Algunas curiosidades sobre Charles Darwin

Es bastante lo que se sabe sobre la teoría y postulados de Charles Darwin, pero casi nada sobre sus excéntricos gustos. ¿Te habrías imaginado que siempre quiso ser médico pero tenía fobia a la sangre? Acá una selección de curiosidades sobre este gran personaje.

Es bastante lo que se sabe sobre la teoría y postulados de Charles Darwin, pero casi nada sobre sus excéntricos gustos. ¿Te habrías imaginado que siempre quiso ser médico pero tenía fobia a la sangre? Acá una selección de curiosidades sobre este gran personaje.

1. La frase “la supervivencia del más fuerte” no la inventó él.

Así es, la frase que mejor resume sus postulados biológicos no la dijo él, sino Herbert Spencer, un filósofo contemporáneo a Darwin, quien lo propuso en su libro “Principios de biología”, editado en 1864 y donde abarcaba dimensiones sociales, éticas y económicas del término. Recién en la quinta edición de su libro “El origen de las especies”, Darwin parafraseó a Spencer, quedando la famosa frase erróneamente atribuida al biólogo.

2.  Quiso ser médico pero su fobia a la sangre lo superó.

Darwin ingresó a la Universidad de Edimburgo con planes de convertirse en médico como su padre, Robert Darwin, pero fue incapaz de superar su aversión a la sangre. Curiosamente, de medicina emigró a la teología con la idea de ser sacerdote en el campo, lo que le permitiría desarrollar su interés por la biología.

3. Le gustaba comer especies exóticas.

Fiel a la premisa de que el más fuerte sobrevive, Darwin degustaba toda especie exótica que se cruzara por su camino. Así fue como en su paso por la Universidad de Cambridge se unió al club del Gourmet que se reunía una vez a la semana a preparar rarezas. Allí comió carne de halcón y de búho. Pero fue durante su famoso viaje en el barco Beagle donde descubrió su delicatessen favorita: las tortugas gigantes de Galápagos. Le gustaron tanto, que en su regreso, cargó el barco con 48 ejemplares para consumirlas durante el trayecto.

4. Se casó con su prima

A pesar de que en la época de Darwin era común mantener los lazos de parentesco casándose entre familiares, para él no fue una decisión fácil el contraer matrimonio con Emma Wedgwood. Su conflicto era tan profundo, que incluso redactó una lista con los pro y los contra de asumir el compromiso.

5. La iglesia de Inglaterra le ofreció disculpas públicas a 200 años de su muerte

Más vale tarde que nunca. La Iglesia Anglicana se disculpó públicamente con la figura y obra de Darwin al conmemorarse 200 años de su nacimiento: “Charles Darwin: 200 años después de tu nacimiento, la Iglesia de Inglaterra te debe una disculpa por malinterpretarte y por, además de tener una reacción equivocada, haber animado a otros a no comprenderte tampoco. Tratamos de practicar la antigua virtud de ‘fe buscando la comprensión’ y confiamos en que esto suponga una reparación”.

galapagos.jpg

Fuente: Las diez mayores excentricidades de Charles Darwin (The Clinic)