Nutella: Pasta de los dioses

Nuestra colaboradora, la pastelera Alejandra Link de Divina Dulzura, nos cuenta de su amor por la Nutella y cómo usar esta deliciosa pasta de avellanas y cacao para preparar un exquisita Crème Brûlée.

¿Qué tendrá la nutella, que de solo nombrarla hace que mucha gente muera del placer? ¿Serán las avellanas, la calidad del chocolate o la maravillosa cremosidad?

Para los que no la conocen, la nutella es una crema de avellanas con cacao y leche. Se puede comer de muchas formas: esparcida en un pan al desayuno, en queques, en postres o simplemente a cucharadas. A mí me gusta cuando su consistencia es sólida, la disfruto más. Me llevo una cucharada a la boca y ahí la dejo, rozando el paladar un rato hasta que de a poco empieza a derretirse. ¡Maravilloso! Hasta me dieron ganas de comerla ahora mientras escribo… Pero no, decidí que no puedo tener nutella en la casa, es una tentación demasiado grande. Si abro el frasco, mi dieta se va a la chuña. No puedo parar de comerla hasta que se acabe, si no, ando nerviosa, pendiente de cuando me comeré la próxima cucharada. Por muy escondida que la tenga en el mueble, me puedo parar una y mil veces a la cocina a sacar una cucharadita.

La otra noche salí a comer con unos amigos. Cada quien pidió sus platos de fondo a libre elección, pero cuando llegó la hora del postre los ojos se posaron en mí: “Ale, escoge tú, eres la experta”. Por mucho que me guste el dulce y tenga el paladar entrenado para distinguir buena materia prima y preparación, no es fácil asumir la responsabilidad cuando se comparte la mesa con una periodista gastronómica y un reconocido chef. En fin, leí la lista de los postres una y otra vez, y pensé “Con éste me voy a la segura”:

– Crêpe de Nutella… ¡y por favor con varias cucharas!

Qué quieren que les diga, estaba delicioso. El crêpe era muy suave y la nutella estaba en su temperatura exacta. Fuimos felices.

Ahora sí, llegó la hora que empecemos a compartir recetas y que ustedes se metan a la cocina a endulzarse la vida. Esta vez haremos una Crème Brûlée de Nutella.

Ingredientes:

  • 1 ½ tazas de leche
  • 4 tazas de crema
  • 1 frasco de Nutella (350g)
  • 1 taza de azúcar flor
  • 12 yemas


Preparación:

  1. En una olla pon la leche, la crema y la nutella a calentar hasta que estén a punto de hervir.
  2. Aparte, junta las yemas con el azúcar y vierte el líquido caliente, revolviendo constantemente.
  3. Cuela y vacía la mezcla en pocillos pequeños que puedan ir al horno.
  4. Calienta el horno a 160°C y pon las fuentes en bañomaría por unos 20 minutos. Es muy importante que la crema no hierva dentro del horno.
  5. Deja enfriar.
  6. La Crème Brûlée clásica lleva caramelo encima. Esto se logra poniendo una delgada capa de azúcar granulada que luego se quema con un soplete o con el grill del horno. La otra opción sería acompañarla con una salsa, la de berries o mango le vienen perfecto.