Tu perrito se aburre ¿Cuáles son los mejores juguetes para él?

Tres materiales que no le harán daño al regalón de la casa.

Los perros son muy distintos a los gatos. Mientras los felinos son capaces de entretenerse solos y ser muy independientes incluso para salir por los tejados, los perros se mueren de aburrimiento y tienen que esperarte para poder salir a dar un paseo.

Volvo, mi salchicha peluda es un exquisito can, pero muy maldadoso. Vive al más puro estilo y en eso se me han ido mis mejores pares de zapatos, unos 3, además de lápices de madera, las patas de las sillas, las bolsas de basura, la ropa sucia y hasta una nunshuck que mi hijo lloró amargamente. Pero todo esto es por negligencia mía. Ahora guardo las cosas, dejo las puertas cerradas y saco la basura a penas pueda. Y obviamente dejo más juguetes a su alcance, para que los rompa tranquilo. Claro, que al parecer no hay emoción si no lo retas un poquito. Si no le dice “Volvo, que hiciste!!”. Ahí parece que le gusta más morder sus juguetes, pero ¿Cuáles son los mejores para tu perro?

Según veterinarios hay tres tipos de material que son indicados para que tu mascota muerda sin dañar su hocico o su tracto digestivo:

Los juguetes de vinilo: Pueden tener diferentes grados de dureza, por lo que los pueden morder sin problemas. Los hay en muchas formas y colores, muy atractivos para el perro.

Los juguetes de goma: son similares a los anteriores  y también vienen con diferentes niveles de dureza, tamaños y colores. Por supuesto que hay que tener en cuenta al comprarlos, el tamaño del perro. Si es un cachorro pequeño no sirve que le demos un enorme balón que no podrá morder.

Los juguetes de cuero: Parecen ser los mejores, su ventaja más importante es que se pueden morder y tragar sin peligro alguno. También tienen muchas variantes, pero al ser de cuero para el perro masticarlos es más que una tentación. Justamente por pasar tiempo en esa tarea de morder, se pueden prevenir la formación de sarro en los dientes.

Hay que dejar claro que por muchos juguetes que tenga, no puedes dejar de lado los paseos a la plaza.

Vía: Blogmascotas