Cómo transplantar tus plantas de interior

Las plantas en macetero necesitan ser transplantadas cada cierto tiempo ha medida que avanza su crecimiento. De esa forma obtienen más espacio para su desarrollo y el cambio les aporta un nuevo sustrato y abono que las hará lucir más bellas.

Las plantas en macetero necesitan ser transplantadas cada cierto tiempo ha medida que avanza su crecimiento. De esa forma obtienen más espacio para su desarrollo y el cambio les aporta un nuevo sustrato y abono que las hará lucir más bellas.

Esto sucede en particular con las plantas de interior, las cuales suelen venir en macetas pequeñas que no otorgan el espacio suficiente para su crecimiento.

1.- El mejor momento para trasplantar aquellas plantas de interior que lo necesiten es la primavera, ya que el aumento de horas de sol y las temperaturas más elevadas hacen que la mayoría de plantas aceleren su crecimiento.

2.- Para trasplantar las plantas correctamente debes elegir un macetero de unos 5 o 10 cm de diámetro mayor que el anterior.

3.- Se debe utilizar un sustrato especial para plantas de interior, que puedes encontrar sin ningún tipo de problema en cualquier tienda de jardinería, floristería, centro especializado o grandes almacenes.

4.- Añade unos cuantos centímetros de este nuevo sustrato en el fondo de la maceta nueva.

5.- Retira con mucho cuidado la planta del macetero viejo para evitar dañar las raíces y colócala encima de la nueva base de sustrato.

6.- A continuación, rellena los laterales del recipiente con más sustrato sin presionar excesivamente, procurando que el nuevo nivel de la planta sea igual o ligeramente superior al que había antes del trasplante.

7.- Finalmente, se debe regar la planta sin que quede encharcada, y dejar que siga creciendo en su nueva maceta.

Fuente: Cómo trasplantar plantas de interior (hogar.uncomo.com)