Experto postula que las emisiones de CO2 podrían evitar la próxima era del hielo

El paleoclimatólogo asegura que por la gran cantidad de CO2 que hemos emitido en la atmósfera la era del hielo sería menos mortal

La Tierra ha sufrido cambios climáticos desde antes que apareciera el hombre. Sin embargo, el modo de vida que llevan los humanos, sobretodo en los últimos siglos, ha hecho que el planeta sufra importantes cambios que no son precisamente naturales, como la acumulación de basura, la contaminación petrolera, la depredación de flora y fauna, y las emisiones de CO2.

Los estragos que produce el calentamiento global ha sido descrito como un verdadero Apocalipsi por la mayoría de los científicos. Pero el paleoclimatólogo dela Universidadde Duke (EE.UU), Curt Stanger, tiene un opinión algo diferente, así lo muestra en su libro “El futuro profundo”, donde se muestra una visión un poco más positiva del fenómeno climático, aunque también señala que está en nuestras manos decidir el futuro de las próximas generaciones.

Según Stanger, “nuestro CO2 evitará la próxima era del hielo”. Lo cual sería bastante positivo para muchas especies, sobre todo para raza humana. El paleoclimatólogo asegura que por la gran cantidad de CO2 que hemos emitido a la atmósfera la era del hielo será menos mortal, aunque de todos modos habrá sufrimiento y sobrevivirán solo los que logren adaptarse. También vaticina que el patrón climático mejorara una vez que agotemos todos los combustibles fósiles y no podamos seguir contaminado. Otro aspecto positivo que menciona el experto, es que en lugares como Groenlandia aparecería la tierra fértil y quienes vivan ahí tendrán la oportunidad de desarrollar la agricultura. Estos cambios sucederían en millones de años y para eso tendremos que pasar por una serie de caos climático que dejarán muertes y fuertes modificaciones en las ciudades.

Uno de los mayores problemas que afectará a las generaciones futuras es que se producirá una caída del nivel del mar, el cual dejará puertos aislados en todo el mundo y todo el coste alimentario y económico que eso significa. Actualmente sufrimos el fenómeno contrario, pero todo es parte de un proceso que durara millones de años, siendo el calentamiento global la primera fase de una historia mucho más larga de cambios.

Pero ¿Por qué preocuparse de los cambios de aquí a miles de años, donde ni nuestros tataranietos estarán vivos? El autor es claro: “Daré dos respuestas. Una: este problema es demasiado grande para que las personas con ética no le hagan caso. Y dos: tenemos la capacidad y la responsabilidad, incluso algunos podrían decir el honor, para elegir el futuro de nuestros descendientes. La única pregunta es: ¿Qué clase de futuro elegimos?”.

Para Stanger, la clave está en encontrar nuevas fuentes de energía sostenible, que nos permitan sobrevivir pero sin afectar el futuro, para eso hay que trabajar juntos, y creer en que vivir sin perjudicar es nuestra responsabilidad, aunque el coste económico no siempre sea el menor. Aunque muchos emprendedores han demostrado que las energías eólica, solar y geotérmica no son tan costosas como se señaló en un momento, al contrario son muy económicas y hasta pueden generar dinero sin consumir los recursos del planeta.

Otro punto importante que menciona el autor es que la responsabilidad de generar cambios energéticos no solo es tarea de las autoridades y gobiernos, lo más importante es que los ciudadanos se interesen en ayudar a la Tierra teniendo una perspectiva a largo plazo y actuando antes que las autoridades lo digan, esto se logra con la educación verde , que desde ya tenemos que inculcar a nuestros hijos.

Fuente: “Las energías sostenibles son cruciales para nuestra supervivencia y nuestro futuro climático” (Consumer)