En el Día Mundial del Sueño: Dormir linealmente provocaría estrés y alcoholismo

Las ocho horas que destinamos a dormir, es una práctica ligada a las extenuantes jornadas laborales dentro del sistema neoliberal.

Las cosas no siempre fueron iguales. “Cuando el mundo era mundo”, como dice mi abuela, la gente respetaba sagradamente la siesta, por ejemplo. Y aunque en algunos países aún se mantiene esta saludable tradición, otros debemos conformarnos con un máximo de 8 horas de sueño, y de un tirón.

Esto sería antinatural según el historiador  Roger Ekirch, antes se dormía a intervalos y entre estos “sueñitos” se desarrollaban las más variadas actividades, que iban desde fumarse un cigarrillo hasta “concebir”.

A principios del siglo XX estas conductas fueron cambiando a medida que la luz hizo de la noche día,  propagando de cafeterías y demás lugares de esparcimiento, y por supuesto, la llegada de la sistematización horaria del trabajo.

El psicólogo Gregg Jacobs, plantea que es natural despertar en medio de la noche, y que afecta nuestros periodos de descanso el hábito de dormir las ocho, o menos, horas de corrido.  Los ritmos vitales se estarían contraviniendo por lo que los trastornos estarían a la orden del día.

Según Russell Foster, profesor de neurociencia circadiana en Oxford, el pánico que muchas personas sienten por ver interrumpido su sueño es injustificado, pues se trata de un patrón regresivo que nada tiene de anormal.

Cuando las personas dormían y despertaban y volvían a dormir, estaban regulando naturalmente el estrés, al entrar en etapas sucesivas de descanso y relajación, situación que hoy no sucede al haber esta ley del sueño propuesta por la ciencia médica actual.

Foster declara: “No es una coincidencia que, en la vida moderna, el número de personas que padecen ansiedad, estrés, depresión, alcoholismo y abuso de drogas haya aumentado”.

En el Día Mundial del Sueño, una información que valida de alguna manera tus ganas locas de dormir durante tu jornada laboral, o las de despertar para ir por un trago, a mitad de la noche.

Link: 

¡No eres flojo! Tu reloj biológico es incompatible con horarios que la sociedad impone

Fuente: Dormir 8 horas seguidas podría ser una práctica antinatural y nociva (Pijama Surf)