Consumo de carnes rojas aumenta en 20% muertes prematuras según estudio

Los admiradores de Adam Richman, que están expectantes ante “Man vs. Food Carnivore Chronicles”, deberán tomar algo de conciencia de los problemas asociados a ser carnívoro.

No es por echarle agua a la parrilla, pero carnívoros del mundo, atentos. Una de cada 10 personas que consumen carnes rojas en abundancia, muere prematuramente según científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Es por eso que todos los admiradores de Adam Richman, que están expectantes ante “Man vs. Food Carnivore Chronicles”, deberán tomar algo de conciencia los problemas asociados a ser carnívoro.

Esta investigación es la más grande realizada sobre esta relación en el mundo con 120.000 hombres y mujeres durante 28 años en Estados Unidos. La investigación siguió a 37.698 hombres entre 1986 y 2008 y a 83.644 mujeres entre 1980 y 2008. Se documentaron casi 24.000 muertes, de las cuales unas 6.000 fueron por enfermedad cardiovascular y unas 9.500 por cáncer.

El riesgo de morir por enfermedad cardiovascular fue de 18% y el de morir por cáncer de 13%. Los que consumían una porción diaria de carne roja procesada -el equivalente a una salchicha o dos rebanadas de tocino- el riesgo fue aún mayor: 20% más probabilidad de morir prematuramente por cualquier causa, 21% de morir por enfermedad cardiovascular y 16% de morir por cáncer.

Algo escalofriante para los miles de millones que sujetan su alimentación en la sangrienta industria de la carne, más aun si el titular de la investigación, el doctor Frank Hu, asegura que “Nuestro estudio muestra evidencia clara de que el consumo regular de carne roja, especialmente carne procesada, contribuye sustancialmente a una muerte prematura.”

Ya conocimos los efectos del BPA, un químico que se encuentra en el revestimiento de los alimentos, como las carnes procesadas (ese plástico con gusto, comestible) que  provoca en el organismo una disrupción en la función endocrina, liberando el doble de insulina en el proceso digestivo, lo que causa diabetes.

Para evitar esta situación, en primer lugar debes comenzar a reemplazar la carne por otro tipo de proteínas. Con un poco de imaginación, puedes conseguir sabrosas preparaciones.

 Fuente: La carne roja aumenta el riesgo de muerte prematura  (BBC)