Chile: Proyecto hidroeléctrico Alto Maipo amenaza ecosistema cordillerano metropolitano

La empresa AES Gener planea construir el Proyecto Hidroeléctrico Alto Maipo en la comuna de San José de Maipo, al sureste de Santiago, lo que se traduce en un “alto impacto” ambiental para la cuenca del río Maipo.

La empresa AES-Gener planea construir el Proyecto Hidroeléctrico Alto Maipo (PHAM) en la comuna de San José de Maipo, al sureste de Santiago. Dicho proyecto contempla la construcción de dos centrales hidroeléctricas que serían alimentadas con los cauces de los ríos Volcán, Yeso y Colorado, lo cuales son afluentes del río Maipo, que da origen a la principal hoya hidrográfica de la Región Metropolitana de Santiago de Chile.

La intervención de “pasada” para la empresa AES-Gener resulta ser de “alto impacto” para la cuenca del río Maipo. La captura de aguas sería en la cabecera de los cauces, de ahí se trasladaría por 70 kilómetros de túneles hasta las turbinas de generación, donde afectaría vegas y ecosistemas naturales.

Además del ducto, el proyecto contempla la construcción de obras de regulación y caminos de acceso. Estas obra significan una “mega intervención” que alteraría irreversiblemente el régimen hídrico del caudal del río Maipo y sus afluentes, impactando a más de cien mil hectáreas de ecosistemas cordilleranos.

Se resalta en los estudios realizados que AES-Gener indica que generará 531 Megawatts, pero la empresa no posee derechos de agua que se ajusten a lo que demanda el proyecto, ni siquiera con la suma de los distintos puntos de captación y restitución.
En un intento por conseguir el agua que el PHAM necesita, la compañia ha hecho una serie de solicitudes de traslados de derechos de agua, las que se han denegado en tres ocasiones. En estas solicitudes, AES-Gener manifiesta la idea de dejar los caudales ecológicos al mínimo, decision que no se ajusta al Código de Aguas y sus modificaciones.

El trasvasije de aguas al que someterá el PHAM a la cuenca del Maipo implica un proceso de desertificación y erosión, que destruirá el ciclo natural del río Maipo y sus afluentes.
El famoso ducto va a provocar la reducción de 2.3 millones de toneladas de sedimentos en la cuenca, lo que sumado a la extración de áridos en la zona provocará un hundimiento del lecho del río Maipo que va a afectar los bocatomas de todos los canales que hoy se alimentan del Maipo.

mapaducto300x174.jpg

Para resumir, los principales impactos del PHAM son:


Competencia con el agua potable, ya que afecta la seguridad de abastecimiento de agua potable a 6 millones de habitantes de la Región Metropolitana.
Amenaza la disponibilidad permanente del agua e infraestructura de riego. El río Maipo provee de agua a 107.068 hectáreas de cultivos en las comunas de San Bernardo, Calera de Tango, Padre Hurtado, Maipú, Peñaflor, Talagante, Isla de Maipo, Buin y Paine, actividad que provee decenas de miles de empleos en la agricultura y agroindustria. El PHAM afecta el agua de riego a corto plazo por la operación misma de las centrales hidroeléctricas.
Pone en riesgo la infraestructura pública. Este Proyecto altera el equilibrio de la cuenca generando una enorme reducción en el arrastre de sedimentos, dejando en riesgo toda la infraestructura pública y privada que se apoya en el lecho del río Maipo entre San José de Maipo y la Ruta 5 Sur, incluyendo bocatomas de agua potable y riego, y todos los puentes ferroviarios y viales.
Amenaza el turismo y la recreación de la región y afecta la economía local. El Cajón del Maipo es un ecosistema único de montaña, por esta razón fue decretado como Zona de Interés Turístico en el año 2001. La drástica reducción del caudal de los ríos Volcán, Yeso, Colorado y Maipo; y la mayor desertificación de las 4 cuencas, implica la destrucción del patrimonio natural y paisajístico que permite la actividad turística en el Cajón del Maipo.
Degrada un ecosistema que provee servicios estratégicos a la capital, como agua, regulación del clima y área de esparcimiento y recreación.
No ofrece empleos permanentes para dinamizar la economía local. Aunque en la etapa de construcción de ambas centrales se generan muchos empleos, cuando las faenas de AES Gener terminen, el número de trabajadores permanentes será pequeño, menos de50 personas para mantención y seguridad (guardias e ingenieros). Sin embargo la destrucción del patrimonio natural y turístico reducirá la actividad ganadera, recreacional y turística, perdiéndose gran cantidad de empleos locales permanentes.

Al ser parte de una multinacional, las ganancias de AES Gener no se quedan en Chile, tampoco la electricidad producida en el Alto Maipo se queda en el lugar, sino que pasa al Sistema Interconectado Central (SIC) y de ahí directo a las empresas mineras instaladas entre Copiapó y Rancagua.

La principal organización en la lucha contra el PHAM es la Coordinadora Ciudadana Ríos del Maipo. Está integrada por profesores, estudiantes, agricultores, montañistas, organizaciones de mujeres, artistas, emprendedores turísticos y organizaciones sociales, los cuales viven o son usuarios del Cajón del Maipo. La Coordinadora da la pela por proteger las reservas de agua potable del Gran Santiago y del riego de la Región Metropolitana; el patrimonio natural y paisajístico que permite la ganaderia y el turismo; y principalmente, la biodiversidad y el patrimonio ambiental e hídrico de la RM.

El Ciudadano realizó el siguiente video donde la sociedad civil organizada y expertos explican los problemas que presenta el PHAM.

Fuente: CONFLICTOS POR EL AGUA EN CHILE (Cap.2)