Lifestyle

Té rooibos en peligro por culpa del cambio climático

El bebestible podría pasar a ser un lujo en la próxima década debido a la amenaza que representa para su subsistencia, el cambio climático.

El té rooibos, exportado por Sudáfrica a todo el mundo, podría pasar a ser un lujo en la próxima década debido a la amenaza que representa el cambio climático.

El arbusto de rooibos, cuyo nombre científico es Aspalathus linearis, sólo crece en una pequeña región del oeste sudafricano; de unos 20.000 kilómetros cuadrados, donde tanto las sequías como las lluvias irregulares destruyeron gran parte de la producción total de algunos agricultores durante los últimos diez años.

Pieter Koopman, agricultor que posee 850 hectáreas en el oeste del país, señaló que “los últimos diez años fueron muy duros. Tuvimos que aprender a adaptarnos a nuevas condiciones climáticas, y seguimos haciéndolo. No podemos sentarnos y esperar”. Muchas de las lluvias que se esperaban para el invierno sudafricano, que es el momento en que se planta el rooibos, no llegaron, lo que provocó que las plantas se secaran  y se produjeran perdidas en todas las temporadas.

Producto de esto, Koopman y otros agricultores cambiaron sus técnicas de cultivo: sembraron plantas nativas para cortar la fuerza del viento y así evitar la erosión de los suelos, construyeron depósitos de agua y cambiaron los almácigos por cultivo de semillas. Éstas demoran un mayor tiempo en crecer, pero resisten mejor la falta de lluvias.

Se intento cultivar rooibos en otras zonas, pero todos los intentos fracasaron. El rooibos necesita la combinación de dos condiciones extremas que sólo se da en la región de Suid Bokkeveld, donde en las montañas de Cederberg la temperatura baja a cero grado en invierno y en verano alcanza los 48 grados.

De acuerdo a expertos en cambio climático, la agricultura en el África subsahariana será una de las más afectadas por los efectos del calentamiento global. Las variaciones en la temperatura y estaciones provocará que a partir de 2050, la producción promedio de arroz, trigo y maíz baje hasta un 14%, 22% y 5% respectivamente, de acuerdo a datos entregados por el Instituto Internacional de Investigación en Política Alimentaria.

Para quienes cultivan rooibos, el futuro de sus cosechas estará en gran medida determinado por la capacidad que demuestren para adaptar sus prácticas agrícolas a las nuevas condiciones medioambientales.

La organización Enviromental Monitoring Group (EMG), a través de su programa rural, ayuda a los agricultores de rooibos a potenciar la residencia de sus cultivos al cambio climático, gracias a la gestión de recursos naturales, control del suelo, conservación del agua y la promoción de biodiversidad en la agricultura.

Para el responsable del programa rural, Noel Oettle, “sólo si los agricultores incluyen en su planificación la probabilidad de la ocurrencia de acontecimientos climáticos extremos y se concentran en una producción sostenible, los demás podremos seguir disfrutando de una taza de rooibos”.

El consumo de este tipo de té se hizo popular gracias a sus propiedades químicas. Rico en antioxidantes y poseedor de minerales como zinc, cobre, calcio, magnesio y potasio, el té de rooibos es famoso por sus efectos digestivos, anticancerígenos, antiinflamatorios y antivirales. Para coronar, no posee cafeína.

Utilizado por indígenas de la provincia occidental del Cabo desde la prehistoria, fue sólo en los primeros años del siglo XX que la especie comenzó a ser cultivada comercialmente. Sudáfrica exporta alrededor de ocho toneladas de rooibos al año, a mercados tan diversos como Alemania, Holanda, Gran Bretaña, Japón y Estados Unidos, además de Chile, Polonia y Rusia (de acuerdo a datos del Departamento de Agricultura).

La producción del té de rooibos está a cargo de unos 300 agricultores, gran parte pequeños, y que emplean a unos cuantos trabajadores permanentes y otros temporales. Suid Bokkeveld es un área pobre que gracias a la demanda internacional de rooibos ha experimentado una leve mejoría en su economía.

Rhoda Malgas, investigadora del Departamento de Conservación de la Universidad de Stellenbosch, señala que “el cambio climático tendrá un impacto negativo en las exportaciones debido a su concentración geográfica, pero también porque existe una sola especie de rooibos. Si se liquida, se acabó”.

Bajo este escenario, indica que “sería importante crear bancos de semillas. Si se conserva el rooibos silvestre, se puede preservar el material genético del que deriva la planta de té cultivada”.

Esta idea ya fue puesta en práctica por algunos agricultores. Laurenz Dworkin, dueño de 100 hectáreas en Suid Bokkeveld, considera cosechar rooibos silvestre además de la variedad que cultiva. Planea también recoger las semillas para protegerlas. A pesar de que el rooibos silvestre no es viable comercialmente, entre los agricultores existe el miedo de que la tendencia a comercializar la planta silvestre resulte perjudicial. Ésta crece más lento y por lo tanto sólo se cosecha cada dos años, pero agricultores apremiados por ingresos podrían llegar a cosecharla cada año y así destruir la especie.

Dworkin agrega: “Necesitamos con urgencia agricultores responsables que piensen a largo plazo y no maten las plantas para obtener beneficios inmediatos. (…)Pero tenemos que trabajar con la premisa de que el precio del rooibos seguirá aumentando. La planta se valorará más porque la producción disminuirá por las condiciones climáticas”.

A pesar del apoyo recibido, tanto del Gobierno como de organizaciones medioambientales, finalmente quienes deciden como cultivar y cosechar son los agricultores. Ellos muchas veces se niegan a correr riesgos y probar nuevas opciones. Se agrega a esto que la plantación de rooibos es pequeña y carente de recursos para investigación.

Nuevamente las políticas de los más grandes afectan a pequeñas comunidades y el futuro del planeta y su biodiversidad.

Enlaces de interés (todos en inglés):
A PROFILE OF THE SOUTH AFRICAN ROOIBOS TEA MARKET VALUE CHAIN
Heiveld, The world’s finest rooibos tea
Tea Cultivation in the Northern Cape Region of Suid Bokkeveld
COMMUNITY EXCHANGE AND TRAINING IN THE SUID BOKKEVELD

 

Fuente: Té sudafricano será prohibitivo (IPS con ayuda de Alianza Clima y Desarrollo)

Tags

Lo Último


Te recomendamos