Chile: En los últimos siete años Santiago disminuyó un 9.8% su tasa de forestación

santigoverde550x349.jpg

(cc) Joost Berculo

Revisando el diario La Tercera, me encontré con un estudio acerca de la cantidad de árboles que hay en Santiago, y aunque a los que trabajamos en la comuna de Providencia no toca cruzarnos con árboles mientras andamos por la ciclovía, en la mayoría de las comunas no hay plata para mantener las áreas verdes, entonces los árboles se secan y las plazas públicas se convierten en tierrales.

El estudio lo realizaron un grupo de académicos y estudiantes de la Universidad católica, que se basaron en una investigación del 2002, donde se concluía que en toda la capital había 6.4 millones de árboles. En el estudio, llamado “Cambios en la Cobertura Total de Vegetación de Santiago entre 2002 y 2009”, se centraron en imágenes satelitales facilitadas por la NASA, y concluyeron que la tasa de forestación ha disminuido un 9.8%.

Ese índice significa que en esos 7 años, en Santiago se talaron 512mil árboles o arbustos, y fueron remplazados por casas, edificios o calles, o bien fueron áreas verdes que se transformaron en simples sitios eriazos o terrenos baldiós o tierrales o basurales espontáneos, producto de la falta de recursos para mantener lo verde.

Hace unos días comentamos que con el nuevo Plan Regulador Metropolitano de Santiago las autoridades prometieron grandes espacios de áreas verdes en las nuevas zonas urbanas, y dijimos también que una serie de organizaciones sociales están criticando que en este plan no se contempla cómo van a ser administradas las áreas verdes, que, además, van a estar ubicadas en comunas con pocos recursos, lo que las convertirá casi seguramente en cuadrados de tierra rodeados de cemento.

Los datos dan fe de esto. Las comunas que más áreas verdes han perdido son las de Pudahuel, Renca, Cerro Navia, Renca, Estación Central, Huechuraba, mientras que las comunas con más vegetación en sus calles son las acomodadas Las Condes, Vitacura, La Reina y Lo Barnechea (aunque no el sector del Cerro18).

El estudio plantea la urgente necesidad de crear un organismo que pueda fomentar la entrega de recursos para la mantención de áreas verdes, y una ley de fomento a la forestación urbana. Y recordemos que los árboles no sirven sólo para que se vean bonitos, sino que atraen las lluvias, fomentan el viento y, seguramente lo más importante, producen oxígeno, elemento indispensable para la vida humana.