Y se repite la historia: Derrame de petróleo en río de Michigan, USA

derrame-2.jpg

(cc) Globovisión

Hay un dicho popular que dice “Dios castiga, pero no a palo”. La verdad es que lo que está pasando en Estados Unidos ya parece un chiste cruel, porque luego de la inmensa catástrofe ambiental causada por el derrame del Golfo de México y que recién estos días -luego de más de dos meses- han podido detenerlo, ahora se debe declarar estado de emergencia en el condado de Kalamazoo, en Michigan, por otro derrame de petróleo.

Más de 800 mil galones de petróleo han sido vertidos en el río que lleva el mismo nombre del condado. Lo peor es que para hoy se esperaba que las condiciones meteorológicas empeoraran, lo que complicaría aún más los trabajos por tratar de controlar el vertido de crudo.

La fuga habría comenzado el lunes en la tarde luego de que el oleoducto -propiedad de Enbridge Energy Partners- comenzara a filtrar petróleo al riachuelo Talmadge, que a su vez alimenta al río Kalamazoo. Sin embargo, los dueños de la empresa aseguraron que el oleoducto ya había sido cerrado. De todas formas, varios medios hablan de que el vertido habría superado el millón de galones.