Concreto que “come” óxidos de nitrógeno

concreto.jpg

(cc) Paul Vallejo

Desde los Países Bajos llega un nuevo material que beneficia en más de un sentido el tratamiento de los gases invernadero producidos en las ciudades. Este increíble compuesto, recién probado fuera de laboratorio, es capaz de absorber óxido de nitrógeno en porcentajes del 25 al 45% sobre su superficie gracias a una reacción química con el dióxido de titanio que contiene, material fotocatalítico, y luz solar. Esta combinación remueve el nitrógeno del aire y lo vuelve nitrato, completamente inofensivo.

Además, por el tipo de grava que lo conforma, deshace algas y suciedad así que se mantiene limpio y libre de mantenimiento constante.

Su versatilidad también permite que sea mezclado con concreto regular.

Claro, sería muchísimo mejor que nuestro estilo de vida no requiriera más caminos y fuéramos conscientes de la necesidad de utilizar otros medio de transporte pero estos avances definitivamente son alentadores.

Vía Treehugger