Lifestyle

Iluminación pública que se enciende con calor humano

En octubre pasado, la ciudad de Toulouse instaló un nuevo sistema de iluminación pública: una sensible al calor de los peatones. La calle beneficiada fue Camille-Soula, un pasillo peatonal de 500 metros. La inauguración se presentó bajo la campaña en contra de la contaminación de la iluminación nocturna.

Los postes de luz detectan a la persona que está caminando y con el calor que irradia el peatón, se encienden las ampolletas. Se apagan automáticamente 10 segundos después. El objetivo es reducir en 50% el consumo de energía, para eso se pretende instalar en toda la ciudad.

Link Lights down as heat sensitive lampposts come to the streets of Toulouse (Guardian.co.uk)

Tags

Lo Último


Te recomendamos