La huella de carbono

gei-1.jpg

Subconjunto de la huella ecológica es la huella de carbono. El dióxido de carbono, gas carbónico, anhídrido carbónico o simplemente CO2 es uno de los gases de efecto invernadero (GEI, o GHG -Greenhouse Gas- en inglés) que contribuyen a que la Tierra tenga una temperatura que posibilite la vida. El exceso de este gas acentúa el efecto invernadero, reduciendo la emisión de calor al espacio y por ende provocando un aumento de la temperatura en el planeta (calentamiento global).

El dioxido de carbono es producido por la respiración de plantas, humanos, animales, hongos, microorganismos y todo ser vivo en general, por la combustión de combustibles fósiles, la quema de material vegetal y otros procesos químicos, además de estar presente de manera natural en volcanes y géisers por ejemplo. Como humanos emitimos carbón sólo por el hecho de existir, pero esa emisión se ha elevado a niveles que desestabilizan el equilibrio natural principalmente por el explosivo desarrollo industrial después de la revolución del siglo XIX.

La huella de carbono nace como una forma de medir la cantidad de Gases de Efecto Invernadero emitidos -directa o indirectamente- por fuentes antropogénicas, es decir,  por un individuo, nación, empresa o proceso humano.

PD: Tema aparte son los bonos de carbono [de los que se ha hablado bastante aqui en VV (1, 2 y 3) y que son una discutida forma de mitigar las emisiones de carbón a cambio del desarrollo de proyectos alternativos verdes.