Halcón peregrino en la ciudad

halconperegrino1233x350.jpg

Además de las palomas, los gorriones y los zorzales, otra ave que se puede ver en la ciudades, para suerte de los que también vivimos en ellas, es el Halcón Peregrino (Falco peregrinus cassini ). Para reconocer a un Halcón Peregrino, las características son que la hembra de halcón alcanza los 50 cms y el macho mide 45 cms. Su cabeza es casi negra, tiene plumas blancas en la frente, la garganta y el cuello delantero, en sus partes superiores las plumas son grises con manchas oscuras. Sus partes inferiores tienen manchas casi negras. Las alas son negras por encima y tienen líneas transversales por abajo, su cola es gris oscura con líneas más oscuras por encima, su pico es de tono amarillo y acerado. Las patas también son amarillas, con grandes uñas negras. Las plumas que cubren sus patas son grises oscuras con líneas más negras también y los penetrantes ojos del halcón son negros, con un círculo amarillo.

Los halcones no suelen anidar en la ciudad porque prefieren roqueríos, aunque a veces escogen salientes de edificios altos para hacer nidos, sino sólo entran a las ciudades para cazar. Su característico vuelo es pausado, su silueta de alas largas y puntiagudas y la cola más bien corta los hace fáciles de distinguir desde tierra. Cuando el Halcón Peregrino identifica su presa se lanza en picada alcanzando hasta 300 km/hora.

Si quieres saber más sobre aves como el Halcón, el Centro de Rehabilitación para Aves Rapaces, en Talagante, tiene al experto Jurgen Rottman como activo instructor. El centro conjuga las misiones de rehabilitación, investigación y educación. En la rehabilitación el objetivo es la liberación final de las aves, a lo que se invita a niños de escuelas vecinas para que presencien el hecho que tanto entusiasmo provoca. El centro es parte de la Unión de Ornitólogos de Chile.