Comer cerdo aumenta la sensación de saciedad

Las proteínas tienen el poder de saciar mucho, por eso es ideal consumir cortes de cerdo bajos en grasa, sin superar los 500 gramos en el consumo total de carnes rojas en la semana.

La sensación de saciedad se logra a través de un proceso sumamente complejo. No depende de un solo factor, hay un montón de cosas que entran en juego para sentirnos satisfechos.

Por ejemplo, si la glicemia, que es el azúcar en la sangre, disminuye, esto alerta al cuerpo de que se tiene que alimentar. Así se genera el hambre.

Por otro lado, está el factor del vaciamiento gástrico, o sea, que el estómago ya no tenga contenido de alimentos, lo que también está relacionado con hambre y el apetito.

De igual manera, cuando el estómago empieza, por un efecto mecánico, a completarse con comida, también genera un estímulo de que debe disminuir la cantidad de comida que estamos ingiriendo.

También hay procesos que ocurren en el cerebro, en el hipotálamo, que determinan las sensaciones de hambre y saciedad, las que se pueden ver alteradas por la falta de sueño u otros factores en el medioambiente.

Carne de cerdo

Paolo Castro, presidente del Colegio de Nutricionistas, cuenta que, en general, la proteína animal da bastante saciedad y que cuando la comemos, esa sensación perdura por más tiempo.

El cerdo, como carne roja, es parte de este grupo de alimentos que tiene una gran capacidad de saciarnos.

“La carne de cerdo hoy día tiene el beneficio de poseer algunos cortes que son bastante bajos en grasa, como el lomo y otros. Y son cortes que presentan una buena cantidad de proteína” apunta Castro.

Otros cortes recomendados son el filete, la posta negra y la posta rosada. Dependiendo, también, de la preparación, la saciedad puede ser mayor aún si es que se utilizan caldos calientes.

Según explica el nutricionista, los alimentos calientes permanecen más tiempo en el estómago porque se necesita que las temperaturas internas se regularicen y se estabilicen antes de pasar al intestino. Eso significa que el estómago va a estar lleno por más tiempo.

Una vez a la semana

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud es “en total, hacer 500 gr. entre todas las carnes rojas que se consumen en la semana” indica el especialista.

Por lo tanto, considerando una alimentación que también incluye otras carnes rojas, es recomendable comer carne porcina una vez a la semana, recordando que, en total, las porciones de carne roja consumida no super los 500 gr.

El presidente del Colegio de Nutricionistas concluye con una recomendación respecto al cerdo y otros componentes de nuestra cocina nacional.

“Hay que rescatar la alimentación tradicional. Los platos chilenos, hoy día son parte de la dieta recomendada, son platos que generan saciedad”, dijo.