Cómo hacer cinnamon rolls en 30 minutos

Una excelente opción para deleitarte una tarde de pícnic.

Lo mejor de los cinnamon rolls es que saben exquisitos tanto calientes como fríos, pero comerlos recién salidos del horno es un placer innegable.

Si estás con ganas de comer algo dulce y deleitarte en un pícnic o paseo al aire libre, esta opción es genial, te tardarás alrededor de 30 minutos en realizar los rollitos y mucho menos en comerlos. Prúebalos.

Cómo hacer cinnamon rolls en 30 minutos

photo150936546598525d11c17e812e1513180190645.jpg

Photo by Otto Norin on Unsplash

Receta de popsugar.com

Ingredientes 

Para la masa:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1/2 taza de azúcar morena
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 paquete de masa comprada, o puedes hacerla tú mismo

Para el glaseado:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de queso crema
  • Jugo de medio limón
  • 1/2 cucharadita de esencia vainilla
  • 1/2 taza de azúcar glass

Instrucciones

  1. Precalentar el horno a 350 ° F. Usar una brocha de pastelería para cubrir ligeramente el interior de una fuente con un poco de mantequilla derretida. En un recipiente aparte, combinar el azúcar morena y la canela. Dejar de lado.
  2. Abrir el rollo de masa y estirar. Usar un pincel de repostería para cubrir la masa con un poco de mantequilla derretida, aproximadamente una cucharadita o más. Luego espolvorear la parte superior de la masa con la mezcla de azúcar y canela. Extender el azúcar uniformemente alrededor de la masa y luego presionar dentro de la masa con un tenedor o con los dedos. Rociar la mantequilla derretida restante sobre la mezcla de azúcar.
  3. Enrollar la masa en forma de tronco. Cortar en ocho piezas, con una espátula transferir los trozos de masa a una fuente para hornear colocar con el lado cortado hacia arriba. Hornear de 20 a 25 minutos o hasta que la masa empiece a dorarse en la parte superior.
  4. Para el glaseado: Mientras se hornean, mezclar la mantequilla y el queso crema en una batidora, luego agregar el jugo de limón y la vainilla. Añadir azúcar en polvo y revolver. Con una espátula, extender el glaseado uniformemente sobre rollos de canela. Una vez que estén listos agregar el glaseado y servir.