Excelente idea para una fiesta: Jelly shots de espumante

Vas a tomar una copa de espumante de todas formas, así que por qué no probarlo en formato de gelatina.

No sabes lo que implica organizar una fiesta, hasta que lo haces. Si eres del estilo relajado, seguramente vas a tener algunas cosas para picar y unas botellas de licor, pero si te gustan las fiestas bien preparadas, querrás que todo esté perfecto.

En cuanto a los bebestibles, la variedad dependerá de los gustos. Tomar espumante está de moda, y aunque sea un trago clásico y tradicional, puedes hacer cosas bastante creativas con tu champagne preferido.

champagnejelloshots3660x550.jpg

whatchamakinnow.blogspot.cl/

Por ejemplo, los jelly shots de espumante pueden ser una excelente idea para sorprender a los invitados de tu fiesta. Son fáciles de hacer y no te quitarán demasiado tiempo, así que no te estreses.

Ingredientes

  • 500 ml de espumante
  • 400 ml de gaseosa con sabor a limón
  • 6 paquetes de gelatina sin sabor
  • Azúcar de colores (sanding sugar)
  • Colorante (opcional)

Preparación

Consigue pequeños recipientes de plástico para tus jelly shots. Los puedes comprar en tiendas de cocina o de cotillón para cumpleaños. Déjalos a mano.

En un sartén mediano, vierte el espumante y 120 ml de gaseosa de limón. Espolvorea la gelatina y deja que repose durante 2 o 3 minutos. Enciende el fuego (medio) y calienta la mezcla hasta que la gelatina se disuelva.

Revuelve de vez en cuando mientras esperas que la gelatina se disuelva, seguramente se demorará 5 minutos aproximadamente. No dejes que hierva.

Retira del fuego y agrega la gaseosa de limón que haya sobrado. Si quieres agregar colorante para que tus jelly shots sean más bonitos, debes hacerlo en esta instancia.

Luego, vierte la mezcla en los recipientes de plástico. Si tienes dificultades para encontrar los indicados, puedes vertir toda la mezcla en un recipiente más grande y luego los cortas en cuadritos o de la forma que quieras.

Lleva tus jelly shots al refrigerador y déjalos enfriar por al menos dos horas. Cuando estén listos y los quieras servir en tu fiesta, antes, agrega el azúcar de color para que se vean más bonitos. Este paso tiene que hacerse justo antes de servir, así evitas que el azúcar se comience a disolver.