Cómo preparar un cheesecake de mango

Aprovecha que quedan algunos mangos en los mercados y sorprende con este precioso postre.

Los cheesecakes con gelatina o grenetina son una opción genial cuando queremos un bonito postre sin usar el horno. Este es laborioso, aunque no difícil, pero vale completamente la pena.

Aprovecha que todavía quedan algunos mangos en los mercados y sorprende con este lucidor y delicioso postre.

Ingredientes

para la base

  • 100 gr de galletas marías
  • 50 gr de mantequilla derretida

para la capa de queso

  • 200 gr de puré de mango fresco
  • 200 gr de queso crema a temperatura ambiente
  • 12 ml de crema líquida
  • 2 cucharadas de leche
  • 4 láminas de grenetina
  • 50 gr de yogurt natural sin azúcar
  • el jugo de medio limón

para la jalea de mango

  • 150 gr de puré de mango fresco
  • 2 mangos
  • 50 ml de agua
  • 10 gr de azúcar
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 2 láminas de grenetina

Cómo preparar el cheesecake de mango

  1. Muele las galletas y mézclalas con la mantequilla derretida, cubre con esto la base de un molde desmontable y reserva en el refrigerador
  2. Sumerge las láminas de gelatina en un tazón de agua helada por 5 minutos
  3. Acrema el queso crema en la batidora; incorpora el azúcar, la crema y la leche
  4. Pasa esta mezcla a una olla de fondo grueso y calienta removiendo; cuando esté bien caliente, agrega las 4 láminas de grenetina escurridas, se disolverán de inmediato; incorpora bien
  5. Agrega el puré de mango, el yogur y el jugo de limón y apaga el fuego para que se enfríe por completo
  6. Pasa al molde y empareja la superficie con una espátula; deja que cuaje por 3-4 horas en el refrigerador
  7. Sumerge el resto de las láminas de grenetina en agua helada por 5 minutos
  8. Calienta el resto del puré de mango junto con el agua, el azúcar y el jugo de limón a fuego bajo
  9. Incorpora las láminas de grenetina escurridas y remueve hasta que se disuelvan; deja enfriar por completo
  10. Corta uno de los mangos en cubos y distribúyelos sobre el cheesecake ya cuajado; agrega el puré de mango con gelatina y refrigera hasta que cuaje
  11. Desmolda y decora con el otro mango en cubos

Prueba y comprueba que el esfuerzo valió la pena. ¡Provecho!
Fuente: Green Cilantro