Prepara un pastel de lavanda e higos raw

Un postre excepcional que no necesita horno para prepararse.

Últimamente hemos estado escuchando mucho sobre los alimentos raw. ¿Pero exactamente en qué consiste este tipo de alimentación?

Los alimentos raw son aquellos que no se cocinan de ninguna manera, y que tampoco son procesados; o sea que los utilizamos tal cual nos los da la naturaleza. En esta alimentación se incluyen alimentos como semillas, hojas, frutos, vegetales, aceites de presión en frío.

Este postre además de cumplir con todas las cualidades anteriores, también es muy fácil de preparar y el congelador hará todo el trabajo por ti. Únicamente necesitarás tus ingredientes y una buena licuadora y, ¡manos a la obra!

figcherrylavendercake8.jpg

rachaelsrawfood

Tiempo de elaboración | 25 minutos + refrigeración
Dificultad | Fácil
Personas | 8

Ingredientes

Para la base

  • 2 tazas de nueces de macadamia
  • 1 taza de coco deshidratado
  • 1/4 taza de pasta de dátil
  • 2 pizcas de sal
  • 1/2 cucharadita de pasta de vainilla

Para el relleno

  • 1 1/2 tazas de nueces de la india, remojadas durante la noche
  • 1 1/2 tazas de carne de coco tierna (2 cocos)
  • 3/4 taza de leche de la nuez de tu preferencia
  • 1/2 taza de miel o jarabe de maple
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 1/4 taza de jugo de limón
  • 1 cucharada de lavanda seca
  • 1 cucharada de pasta de vainilla
  • 2 pizcas de sal
  • 2 cucharadas de cáscara de psyllium
  • Agua para licuar (unas cuantas cucharadas)
  • 1 taza de cerezas, sin semilla
  • 3 higos grandes

Cómo preparar pastel de lavanda e higos raw

Para la base

  1. Procesa un poco las nueces, únicamente para romperlas en pedacitos.
  2. Agrega el resto de los ingredientes y procesa hasta que se forme una pasta.
  3. Presiona la mezcla firmemente en la base de un molde para pastel, forrado con papel pergamino o engrasado. Utiliza la parte de atrás de una cuchara para aplastar la superficie.
  4. Déjalo a un lado

Para el relleno

  1. Licua las nueces, con la carne de coco, la leche, la miel, el aceite de coco, el jugo de limón, la lavanda, sal y la pasta de vainilla hasta tener una consistencia suave. Es recomendable hacerlo en dos tandas para que sea más fácil de licuar.
  2. Cuando hayas licuado, agrega la cáscara de psyllium y vuelve a licuar. Cuando esté listo transfiere la mezcla a un tazón.
  3. En un procesador de alimentos, tritura las cerezas y los higos. Agrégalos a la mezcla.
  4. Sirve el relleno sobre la base y congela durante 3 horas.
  5. Antes de servirlo pasa el pastel al refrigerador para que se suavice un poco.

Fuente: rachelsrawfood