Lembas o pan élfico de Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring

Un pan para gobernarlos a todos. Un pan para encontrarlos, un pan para atraerlos a todos y… en la “sabrosidad” atarlos.

En 2001, el director Peter Jackson presentó la primera entrega de Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring. Para muchos de nosotros fue la primera vez que tuvimos contacto con la obra de J.R.R. Tolkien. Nos enamoramos de Tierra Media, sus habitantes y costumbres, hasta de sus alimentos… ¡como el lembas o pan élfico!

The Fellowship of the Ring nos presenta a Frodo, un hobbit que vive en la Comarca, quien recibe el Anillo Único de manos de Gandalf — anillo que había permanecido con su tío Bilbo, durante 60 años —. Después de investigar su origen, el mago envía a Frodo y sus amigos a un viaje para evitar que el anillo caiga en manos equivocadas.

En Rivendel, durante el Concilio de Elrond, se decide que el anillo debía ser destruido. La única forma de hacerlo era arrojarlo al fuego del Monte del Destino, en Mordor. Frodo acepta la misión. Gandalf, Aragorn, el elfo Legolas, el enano Gimli, el Capitán de Gondor Boromir y los hobbitses Sam, Merry y Pippin se comprometen acompañarlo. Así forman la Comunidad del Anillo.

La primera mención del lembas en la película se hace durante la despedida en Lórien, donde los elfos equipan a la Comunidad del Anillo para el resto de su travesía. Así permiten que los mortales coman pan élfico, alimento que estaba prohibido compartir con otras razas para evitar que desearan la inmortalidad.

«Come poco a la vez, y sólo en caso de necesidad. Para estas ocasiones son dados, para servir cuando todo lo demás falla. Estos panes se mantendrán dulces por muchos, muchos días, si quedan intactas y se quedan en sus envolturas de hoja, como las hemos traído. Un pan mantendrá al viajero en pie por un día de trabajo, aunque sea un hombre alto de Minas Tirith. —The Fellowship of the Ring, “Farewell to Lorien”

Nosotros creemos que la humanidad merece un poco de lembas, así que compartimos la receta con todos ustedes.

Tiempo de elaboración | 1 hora 35 minutos
Dificultad | Fácil
Porciones | 6

Ingredientes

  • 2 tazas de harina sin gluten (recomiendo Bob’s Red Mill gluten-free)
  • 1 plátano maduro
  • 1/4 taza de aceite de coco orgánico y prensado en frío
  • 1/2 taza de miel de agave
  • 2 cucharadas de chía
  • 6 cucharadas de agua
  • una pizca de sal

Para envolver, opcional:

  • hojas verdes para envolver (puede ser hoja de plátano, col o acelga)
  • cordel de cáñamo

Cómo preparar el pan élfico de Lord of the Rings

  1. Mezcla la chía con el agua y deja reposar a un lado por 5 minutos para que forme el mucílago.
  2. En un tazón grande, aplasta el plátano. Ahí mismo agrega el aceite de coco, la miel de agave, el mucílago (o gel) de la chía y una pizca de sal. Mezcla un poco, sólo para incorporar los ingredientes.
  3. Agrega la harina y vuelve a mezclar gentilmente — ten cuidado no mezclar de más, podría endurecer el pan.
  4. Forma una bola con la masa y refrigera por una hora antes de continuar.
  5. Espolvorea un poco de harina en tu superficie de trabajo y en el rodillo. Extiende la masa hasta obtener un poco más de medio centímetro de grosor.
  6. Corta cada pan en cuadrados con un cortador de galletas (puede ser un molde, refractario o hasta un plato con esta forma y tamaño).
  7. Con el lado sin filo de un cuchillo, o una espátula, marca una cruz en cada una de las piezas — cuida que no sea tan profundo, sólo le vamos a dar forma, esto evita que el pan cambie de forma.
  8. Hornea a 180ºC (350ºF) por 25 minutos. Retira del horno cuando estén listos y deja enfriar un momento.
  9. Si gustas, envuelve los panes en hojas de plátano y amarra con cordel de cáñamo.
  10. Guarda los panes en un contenedor, dentro de refrigerador, hasta por 3 días.

tumblrmlr7a1udxf1qfhux7o4500.gif


Nota: Esta receta fue seleccionada entre una docena, creada por fanáticos de Lord of the Rings.

Entre todas ellas elegí esta — publicada originalmente Veggietorials en — por ser la más saludable y, en especial un ingrediente: la chía. Esta semilla aporta todas las proteínas y nutrientes necesarios para nuestro organismo. ¡Es un súper alimento!

Se puede sustituir con linaza, en la siguiente relación: 1 tanto de chía, 2 tantos de linaza.

Fuente: Veggietorials