Cómo preparar las croquetas de papa y pimiento

Aprovecha esta sabrosa mezcla para acompañar el almuerzo de hoy, además de una ensalada con un aderezo cremoso para coronar este plato.

Una de las preparaciones que mejor se identifican con la comida especialmente hecha para niños y niñas, algo similar con lo que ocurre con las hamburguesas, comida que es atractiva en forma y sabor, donde se pueden aprovechar diversos ingredientes.

Las croquetas de papa y pimientos serán otro recurso culinario al cual acudir en un almuerzo divertido y con buen sabor. Éstas llevan pimiento verde y rojo más una dosis de queso parmesanos para condensar el puré de las papas y la unión de los ingredientes. Su sabor crocante es el que encanta y resulta un aliado en cualquier comida familiar o con amigos.

Acompaña con una ensalada fresca, como esta versión de pepino, menta y queso, más un aderezo cremoso que otorgue el toque suave a un plato exquisito. ¡Compruébalo!

Porciones|8

Ingredientes

  • 2 k (4 lb 8 oz) de papa amarilla o papa blanca arenosa
  • 1 taza de pimientos verdes, sin semillas y venas, picados finamente
  • 1 taza de pimientos rojos, sin semillas y venas, picados finamente
  • 1 ½ taza de queso parmesano, rallado
  • 4 cucharadas de mantequilla, derretida
  • 3 huevos, separados
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • 1 ½ taza de agua
  • 3 cucharadas de vinagre blanco
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Pan rallado, la cantidad necesaria

Cómo preparar las croquetas de papa y pimiento

  1. Colocar en una olla el agua con el vinagre blanco y el azúcar.
  2. Llevar a hervir y agregar los pimientos. Cocinar hasta que estén tiernos y escurrir. Reservar y una vez fríos picar.
  3. Cocinar las papas en agua con sal hasta que estén tiernas. Retirar del fuego y pelar lo antes posible. Pasar las papas por el prensapapas o prensapuré o pasarlas por un chino. Colocar el puré en un recipiente y agregar la mantequilla y el queso parmesano y las yemas. Agregar el pimiento picado y mezclar bien. Sazonar con sal y pimienta.
  4. Tomar porciones con la mano y formar croquetas pequeñas y alargadas (3 – 3 ½ cm /1 ½ pulgada de largo). Colocar el pan rallado y las claras en recipientes separados. Pasar cada croqueta por pan rallado, luego por la clara ligeramente batida y nuevamente por el pan rallado.
  5. Calentar aceite en una sartén y freír las croquetas hasta que estén doradas por todos lados. Retirar las croquetas de las sartén y escurrirlas en papel absorbente.
  6. Colocarlas en una placa de horno. Todo esta preparación se puede hacer con anticipación.
  7. Antes de servir llevar al horno precalentado a 350°F(180°C) hasta que estén calientes.

Fuente: Yanuq