Ratatouille [Sabores de Película]

La belleza de una película animada que enseña a perder el miedo a cumplir los sueños. Porque con buenos condimentos, se puede lograr que un amante de la cocina se convierta en un inolvidable chefcito.

Cuando las películas no tan sólo hablan de cocina, sino que esta es parte fundamental para mostrar superación, entereza, voluntad y empeño en conseguir los objetivos que van surgiendo en la vida, esos que aparecen como una iluminación en los momentos menos esperados.

Ratatouille es así. Fresca, dinámica y amada desde el primer minuto de visualización. Se trata de una película animada de Pixar, donde una rata, llamada Remy, protagoniza este deseo innato de convertirse en un gran chef gourmet. Remy vive junto a una colonia de otras ratas, quienes día a día buscan la sobrevivencia entre alcantarillas y basureros. Pero, nuestro peludo amigo, aspira a algo distinto, acciones de las cuales antes no se había oído hablar y que, por lo mismo, es muy difícil de creer.

Desde siempre la vida de Remy estuvo marcada por un buen olfato, un gusto exquisito y la idea fija de convertirse en chef, ya que conoce cada parte de un restaurante, sus platos, herramientas, ingredientes y texturas que otros quizá desconocen, pero quien vive con una pasión, como es la gastronomía, disfruta de sus encantos hasta el último bocado.

“El cambio se inicia cuando se decide”

Tiempo de elaboración|75 minutos

Dificultad|Fácil

Personas|4

Ingredientes

  • 500 gr de berenjena
  • 375 gr de calabacín
  • 125 ml de aceite de oliva
  • 2 cebollas medianas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 5 dientes de ajo
  • 750 gr de tomates de rama
  • 2 cucharaditas de perejil picado
  • 2 ramitas de tomillo
  • 1 ramita de albahaca
  • sal y pimienta

Cómo preparar Ratatouille

  1. Comenzar cortando la berenjena en rodajas o trozos pequeños y ponerla en un cuenco con sal para que “sude” y pierda el amargor, durante media hora. Mientras ir picando el resto de las hortalizas. La cebolla en tiras finas, los pimientos en trozos y el calabacín en rodajas y después en cuartos, si estas son muy grandes.
  2. En una cacerola de fondo grueso echar tres cucharadas de aceite y sofreír la cebolla lentamente durante cinco minutos, hasta que esté blanda. Añadir los pimientos y tres dientes de ajo enteras, bajar un poco el fuego y dejar que las verduras se hagan durante otros siete minutos. Salpimentar. Pasar a una bandeja y reservar.
  3. Echar otras dos cucharadas de aceite y añadir la berenjena cocinándola durante seis o siete minutos por cada lado si está cortada en rodajas. Cuando esté cocinada añadir a la bandeja con la cebolla y los pimientos. Volver a echar aceite en la cacerola y cocinar el calabacín durante cinco minutos, retirar a la bandeja con el resto de vegetales.
  4. En la cacerola echar el aceite que nos queda y sofreír los tomates pelados y cortados en cubos sin las semillas, añadir las finas hierbas que teníamos reservadas así como los dientes de ajo que nos quedaban. Cocinarlos bien e ir aplastándolos con un cucharón hasta que queden como una salsa. Añadir las hortalizas que teníamos reservadas y darles unas vueltas cuidadosamente con la salsa de tomate. Cocinar todo junto a fuego medio y tapado durante diez minutos, cuando pase el tiempo destapar la cacerola y bajar el fuego dejándolo otros veinte minutos más.

Una película que según los entendidos podría ser un escenario perfecto para mostrar trabajo en equipo y logro de las metas propuestas. Una tema que es transversal a cualquier sueño,como este, tan sabroso e inalcanzable, el de un ratón convertido en chefcito, el que atravesó obstáculos, resolvió conflictos y terminó en el lugar más encantador del encantador París. Como ves, ya es un hecho, cualquiera puede cocinar.

Fuente: Directo al paladar

Foto Portada: @NO5 (cc Flickr)