Frittata de jamón y alcachofa: Italia conquista tu paladar

¡Deliciosa y fácil de preparar! Puedes servirla al desayuno, como merienda o acompañante frío de tus comidas favoritas.

¿Tienes antojo de comida italiana? Te invitamos a preparar una rica Frittata de jamón y alcachofa que encantará hasta los paladares más difíciles de complacer.

Una frittata puede ser cualquier preparación de huevos cocinados en una sartén estilo omelette. La diferencia con una tortilla es que el relleno no se mezcla con los huevos batidos antes de cocinar en el sartén.

Es muy importante que el sartén tenga mango de metal para que pueda ir al horno. Si no, debemos forrar el mango con varias capas de papel aluminio.

Esta preparación reúne la suavidad y sabor del jamón junto a la frescura de los corazones de alcachofa. ¡Así que prepárate! Porque cuando la pruebes Italia conquistará tu paladar.

Tiempo de Elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 6

Ingredientes 

  • 1 taza de corazones de alcachofas, cocidos y picados en trozos medianos
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Sal
  • 150 gr. de jamón, picado (puede ser prosciutto)
  • 12 huevos, batidos
  • ¼ de taza de queso parmesano rallado
  • 1 ½ cucharada de cebollín, picado
  • 3 o 4 cebollines enteros, para la decoración
  • Aceite vegetal o en spray

Cómo hacer una Frittata de jamón y alcachofa

1. Primero derretimos la mantequilla en un sartén (de preferencia antiadherente) y agregamos los corazones de alcachofas picados y el jamón. Luego salteamos hasta que el jamón empiece a dorarse.

2. Retiramos la alcachofa y el jamón y limpiamos el sartén con papel absorbente, para después rociar la sartén con el aceite.

3. Agregamos los huevos a la sartén y cocinamos hasta que el huevo empiece a cuajarse y sazonamos. Cubrimos encima el jamón y la alcachofa y espolvoreamos con queso parmesano y cebollín. Llevamos el sartén al horno precalentado a 220°C y cocinamos por 7 – 8 minutos.

Es importante que sepas que la fritatta no estará totalmente cuajada, por lo que debemos sacarla del horno por un momento y la ponemos nuevamente por dos minutos (en la modalidad para dorar) hasta que la parte de encima esté dorada.

4. Retiramos la sartén del horno y despegamos la frittata del sartén con una espátula grande y la ponemos en una fuente o tabla de cortar.

Puedes decorarla con cebollín, servirla con ensalada y acompañarla con tu vino favorito. ¿Deliciosa, no?

Fuente: Yanuq

Foto: gudly (Flickr cc)