Y de postre… receta para unos deliciosos pretzels suaves

Un delicioso postre, ¡perfecto para complementar tus eventos y reuniones!

El aroma delicioso de un pretzel suave se reconoce a mucha distancia. Aún no entiendo como un pedacito de pan tan sencillo puede ser tan delicioso. Pero en realidad, en la cocina no hay que entender muchas cosas, sólo disfrutarlas y ya.

Creo que jamás me había imaginado disfrutando de un suave pretzel en casa, pero ahora que lo pienso, es ideal para una reunión, fiesta, incluso para juntarse a hacer un trabajo en equipo de la escuela.

Tiempo de elaboración | 2 horas
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 1 1/2 tazas de agua caliente
  • 1 1/8 cucharadita de levadura
  • 2 cucharada de azúcar
  • 1 1/8 de cucharadita de sal
  • 1 taza de harina para pan
  • 3 tazas (de uso múltiple) la harina
  • 3-4 cucharadas de mantequilla derretida
  • Sal marina
  • Canela y el azúcar
  • 1 taza de agua tibia
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio

Cómo hacer pretzels dulces

Disuelve la levadura en la 1 1/2 tazas de agua caliente. Agrega el azúcar y la sal. En una batidora o revolviendo con la mano, combina la harina de pan, la harina para todo uso, y una solución de levadura.

Amasa hasta que la masa es de tipo elástico (4-6 minutos). Coloca la masa en un recipiente engrasado, tapa y dejar reposar durante 1 hora. Una vez que la masa ha aumentado, córtala en trozos de unos 20 o 30 centímetros y ruédalos hasta hacer una larga cuerda.

Dales la forma de un pretzel. Sumerge un poco en la taza de agua tibia y 1 cucharada de bicarbonato de sodio. Colócalos en una bandeja para hornear (cubierta con papel encerado), y deja que reposen durante 45 minutos a una hora. Cepíllalos con la mantequilla derretida. Espolvoréalos, ya sea con la sal de mar o azúcar con canela. Hornea a 375 F durante 10-12 minutos.

Fuente: A beautiful mess.