Romanescu a la bilbaína

Aprende a preparar el romanescu con ajo y guindilla. Una forma muy especial y rica de prepararlo.

El romanescu es de la familia del brócoli y la coliflor, de hecho es un híbrido entre los dos y por lo tanto no es de extrañar que sepa a ambos. Lo curioso además es la forma fractal que tiene, que lo hace muy bonito y curioso. Es muy rico en vitamina C, carotenoides y fibra soluble.

Hoy lo hemos preparado de una forma muy sencilla, se trata de un salteado un poco picantillo gracias al ajo y la guindilla. Pero se puede comer de muchas formas, gratinado, con un poco de aceite y nada más.

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 1 romanescu
  • 4 dientes de ajo
  • 1 guindilla (chile o ají)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer romanescu a la bilbaína

Cortamos el romanescu. Lo haremos por la parte inferior, cortando en forma cónica por debajo el tronco y separando poco a poco los arbolitos. De esta forma saldrán enteros.

romanescu1660x550.jpg

Cocemos el romanescu en agua hirviendo con sal durante unos 6 minutos. Después lo refrescaremos en agua fría para que el verde se fije. Debe quedar al dente, nada de cocerlo demasiado tiempo.

romanescu2660x550.jpg

Después en una sartén ponemos unas 5 cucharadas de aceite y añadimos el ajo y la guindilla fileteados. Salteamos el romanescu unos minutos y servimos.

Consejos y sugerencias

En esta ocasión este romanescu a la bilbaína me ha servido de acompañamiento a las costillas asadas que preparé el otro día. Sin duda alguna una buena guarnición que equilibra el plato a la perfección.