Conoce las cervezas India Pale Ale

Estas cervezas con fuerte sabor a lúpulo y un grado alcohólico mayor (entre 5° y 8°) fueron desarrolladas en el tiempo cuando Inglaterra colonizó India. Hoy son el símbolo de las cervezas artesanales norteamericanas.

Respecto al origen de esta cerveza, la creencia popular dice que a fines del siglo XVIII, la cervecería Hodgson era una de las más populares de Londres, con su producción de Pale Ale. Por su ubicación,  tenia fácil acceso a enviar cerveza por barco a los colonizadores ingleses alrededor del mundo y uno de los grupos que mas extrañaba la cerveza eran los ingleses en la India, sometidos a un clima de gran calor.

Cuando Hodgson vio esa necesidad, elaboró un método de producción para que la cerveza Pale Ale llegara en perfectas condiciones después del largo viaje hacia la India que implicaba bordear África. Así, como sabía que el lúpulo es un preservante natural, hizo los cálculos e incrementó la cantidad de lúpulo en la receta de la Pale Ale. Luego, y como el alcohol también sirve como preservante, elaboró una cerveza con una mayor graduación alcohólica. Finalmente, utilizó lúpulo seco como un preservante adicional, pensando que no dañaría el sabor de la receta, pues se suavizaría en el camino. Cuando la cerveza llegó a India, los ingleses la encontraron en perfectas condiciones e incluso encontraron que había mejorado. Así nació la India Pale Ale.

Algunos historiadores dicen que esta historia es más que nada un mito, que la cerveza inglesa se exportaba exitosamente a India desde inicios del siglo XVIII y que no se echaban a perder en el camino, durando un año o más. Al parecer por el año 1760 los cerveceros fueron advertidos que era “absolutamente necesario” añadir una cantidad extra de lúpulo a la cerveza si ésta iba a ser enviada a climas más calurosos, pero no hay ninguna evidencia que demuestra que esta nueva medida fue hecha por Hodgson u otro productor de cervezas específico.

Actualmente hay dos tipos de India Pale Ale (IPA), la inglesa y la norteamericana. De hecho en el mundo de las cervezas artesanales de EE.UU. este estilo es el más popular. Incluso algunas cervecerías que se especializan en lagers alemanas, tienen una IPA en su portafolio solo para satisfacer la demanda.

En todos los casos, la India Pale Ale se caracteriza por tener alta presencia de lúpulo y una graduación alcohólica entre 5° y 8°. La versión inglesa es a menudo más balanceada, con un amargor moderado que se complementa con la compaña de la malta caramelo. Los sabores del lúpulo van hacia lo herbal y terroso con notas cítricas de fondo.

Por su parte, la IPA norteamericana es más exuberante, con un amargor más agresivo y un lúpulo con sabores más cítricos e incluso jugosos. Aquí el perfil de la malta es simple, aporta el dulzor del caramelo justo para proveer un apoyo.

Estas cervezas potencian los sabores, por lo que necesitan ser combinadas con platos de similar intensidad. Al maridar una IPA con comida debes tener en cuenta que tienes tres sabores principales a tu disposición: amargor, sabores del lúpulo (picante, pastoso, herbáceo, terroso y cítrico) y el dulzor del caramelo.

Los sabores del lúpulo tienen una gran afinidad con comidas especiadas y frutas. El efecto refrescante del amargor, hace que la IPA vaya muy bien con comidas especiadas como la de India. Además, el amargor también potencia los sabores salados, lo que la hace ir bien con quesos fuertes y todo tipo de carnes rojas o charcutería. Las notas caramelizadas potenciarán la parte dulce de los platos, por ejemplo, la cebolla caramelizada. Por último, la IPA va bien con comidas fritas, ya que los ácidos del lúpulo hacen que sean un gran limpiador del paladar.

ipa.jpg

 

Fuente: The Beer Connoisseur, Serious Eats y North American Brewers