Conoce las Cervezas Trapistas

Conoce las características de estas cervezas elaboradas por los monjes trapenses en Bélgica y Holanda. Cervezas de alta fermentación y graduación alcohólica, con un agradable amargor y una segunda fermentación en botella.

En este post te queremos contar de las cervezas trapistas, un estilo único en el mundo, que corresponden a cervezas elaboradas por los monjes trapenses en sus monasterios.

Hay tres condiciones para que una cerveza pueda ser llamada Trapista:

  • Debe ser elaborada dentro de una abadía Trapense
  • Debe ser elaborada por los monjes trapense, bajo su supervisión y responsabilidad
  • La mayoría de las ganancias deben ser para trabajo de caridad

Por lo general los monjes elaboran la cantidad justa de cerveza para financiar el mantenimiento del monasterio y sus causas de caridad. Algunos incluso solo venden su cerveza directamente o a los negocios locales y las personas que van al monasterio.

Una cerveza trapense o trapista debe ser servida con un movimiento continuo y debe ser disfrutada y bebida lentamente. Por lo general, han  tenido una nueva fermentación en botella, por lo que al fondo queda un resto de levadura que se disuelve moviendo suavemente la cerveza.

La cervezas trapistas se caracterizan por ser de alta fermentación (ale), por tener una segunda fermentación en botella, por no usar elementos químicos o bioquímicos en su producción y por utilizar azúcar para aumentar el nivel de alcohol. Además, son fáciles de digerir.

Las trapistas pertenecen a una familia de cervezas que engloban a distintos estilos, rubia, negra, dubbel, trippel e incluso quadruppel. La dubbel o doble significa el uso de mayor cantidad de ingredientes crudos y así en adelante, con las “triples” y “cuádruples”.

Las dubbel son cervezas más fuertes que tienden a ser más dulces y más oscuras, incluso negras (cerca de los 6°), casi siempre con un retrogusto amargo.

Las trippel o triple son aun más fuertes (entre 7° y 9°) generalmente indican una cerveza con presencia de malta, de color claro. Sin embargo, estas también son amargas, frutosas, especiadas (un tanto picantes) y con tonos dulces.

La única cerveza cerveza “cuádruple” (con 10°) es la marca La Trappe de Koningshoven, Holanda. Es una cerveza que tiene el dulzor de la malta, ligeramente tostada y de un agradable amargor con un retrogusto dulce. Es madurada en barricas de roble.

Al contrario de las cervezas de Abadía, la denominación “Trapense” o “Trapista” está protegida como una marca “Producto auténticamente trapista”. Oficialmente existen solo siete cervecerías en el mundo que pueden usar el logo Trapista en sus productos, el cual es donado por la Asociación Trapista Internacional. Seis están en Bélgica (Achel, Chimay, Orval, Rochefort, Westmalle y Westvleteren) y solo una está ubicada en Holanda (La Trappe).