Ingredientes de otoño: Naranjas

El origen de las naranjas, tipos de naranjas y empleos más usuales en la cocina. Conoce todo sobre este ingrediente de otoño.

Seguro que la mayoría os volvéis a sorprender con este título, ¿las naranjas un ingrediente de otoño? Es, de nuevo, una de esas frutas que vemos durante todo el año en el mercado. La verdad que eso debería ser lo sorprendente y no que os hable de las naranjas como una fruta de temporada de otoño.

Y la razón no es otra que por una parte el cambio climático y por otro lado la exportación hacen retrasar o adelantar la temporada, a la vez que se traen de otros lugares del planeta. En cuanto a las naranjas podemos hablar de una fruta muy del mediterráneo, muy española además. Pero antes de eso hay que hablar del origen de la naranja.

Origen de las naranjas

Las naranjas como fruto cítrico que es se originan en China, norte de la India y en el sudeste asiático y a partir de allí se expandieron por todas las zonas templadas del mundo gracias al antiguo comercio. Primero a oriente próximo en el 500 a.C. Más tarde los cruzados en la Edad Media trajeron las naranjas a su regreso a Europa. Las diferentes variedades fueron entrando con los mercaderes y los cruzados, agrias y dulces. Y más tarde fueron los exploradores españoles los que las llevaron a las Américas.

En la actualidad somos uno de los principales productores del mundo, aunque Brasil y Estados Unidos nos superan. Las naranjas desde su origen han sido un fruto de fiesta. De hecho hasta aparecen en algunas mitologías griegas, las “manzanas de oro” que tuvo que recoger Hércules en el transcurso de sus doce trabajos.

Durante siglos ese conocimiento de las naranjas como una fruta de fiesta se tradujo en que únicamente se consumían confitadas, en escarcha y se utilizaba para decorar mesas. Esto era porque era una fruta muy escasa. Cosa extraña si tenemos en cuenta que hoy en día millones de personas empiezan el día con un vaso de zumo de naranja.

Se cree que la naranja como tal es una especie de fruta creada a partir de la mandarina y la toronja, a su vez la naranja ha originado muchas clases diferentes que varian en tamaños, tipos de piel, pulpas, y sabores desde el dulce al amargo.

Tipos de Naranjas

naranjas2660x485.jpg

cc jl.cernadas

La variedad de naranja más apreciada para comer en fresco se trata de la naranja de ombligo. Es una variedad que presenta una especie de ombligo en su extremo inferior. Se piensa que son originarias de china, aunque se popularizaron en Estados Unidos gracias a la introducción de una variedad procedente de Brasil.

Y son tan ricas por su sabor ácido y refrescante y además no tienen semillas (por lo general) y son muy fáciles de pelar. Sin embargo los árboles que dan este tipo de naranjas son los más delicados. Ahora bien, si tienen todo lo bueno para comerlas, hay que decir que para zumo no son muy buenas ya que contienen menos ésteres frutales. Y el zumo, siendo dulce al principio se vuelve amargo pasados unos 30 minutos debido a una reacción química de los ácidos y enzimas que tiene la naranja.

Las variedades de naranja para hacer zumo tienen el extremo totalmente liso, suelen tener semillas y la piel es más difícil de sacar, tanto que es mejor hacerlo con un cuchillo. El zumo comercial suele hacerse con variedades de naranjas que no tienen esas enzimas y ácidos que las convierte en un zumo amargo. Aunque para hacer zumos más suaves suelen añadir aceites de la propia cáscara de la naranja.

Hay variedades de naranja que se llaman de sangre. Estas son muy típicas del mediterráneo, en especial de Italia. Tienen un peculiar color marrón oscuro debido a unos pigmentos del grupo de las antocianinas, que solo se desarrollan en temperaturas nocturnas muy bajas en los otoños e inviernos del mediterráneo.

Este tipo de pigmentos que se acumulan en la piel y pasan a la pulpa, incluso una vez cosechadas, les dan un poder antioxidante mayor que las otras variedades de naranja. Además su sabor es peculiar ya que es muy cítrica a la vez que tiene componentes claros de las frambuesa.

Otras naranjas serían las no ácidas. Un tipo de naranja africana, también de América del Sur y de algunas zonas de Europa. Son naranjas que tienen una décima parte del ácido del resto de naranjas. Lo cual también las hace tener menos aroma a naranja.

Las naranjas agrias son otro tipo de naranjas. Son a la vez ácidas y amargas debido a un compuesto llamado neohesperidina. Este compueso las hace especialmente aromáticas en su corteza. Son las naranjas con las que se hace la mermelada de naranja amarga, muy apreciada por todo el mundo. Las flores de este naranjo son las que dan el agua de azahar.

Empleos de la naranja

naranjas3660x440.jpg

cc Carlos Reusser Monsalvez

Zumo, tal vez sea el principal uso de la naranja. Y a partir de él un sinfín de elaboraciones en repostería. Pero la naranja también es básicamente una fruta de postre. Después la utilizamos en pastelería y confitería.

Sirven para hacer cremas y rellenar tartas, pasteles, buñuelos, hacer confituras y mermeladas. Podemos hacer helados, sorbetes, mousses, ensaladas de frutas, etc.

También nos sirven para aromatizar muchas elaboraciones, ya que la corteza es muy rica en aceites. La verdad que las naranjas y todos los cítricos son de las mejores frutas de temporada de otoño que tenemos.