Cómo hacer una calabaza para Halloween

Pasos para hacer una calabaza de halloween y sorprender a tus amigos y familia. Dale a tu casa un toque terrorífico estas fiestas.

Desde hace algunas semanas vemos una invasión de brujas, calabazas, demonios, zombies, calaveras, y toda la fauna y flora que forma parte de Halloween en las tiendas. La verdad, que dentro de que es una tradición exportada de EEUU hay que reconocer que cada año tiene más relevancia y protagonismo.

Sin duda alguna el icono de las fiestas es la calabaza, una calabaza reconvertida en una máscara tenebrosa, una sonrisa a medio camino entre la simpatía y lo terrible de la noche de halloween. Pero la verdad que también puede ser una buena excusa para ponerse con los peques de la casa, una tarde, y hacer una calabaza de halloween.

¿Qué necesitamos para hacer una calabaza de halloween?

calabazahalloween2660x495.jpg

cc Free Flower

Está claro que necesitaremos una calabaza, pero no una cualquiera. Debe ser una del tipo botonera, de esas redondas, y que sea grande a poder ser, ya que será más fácil vaciar y cortar. Si es muy pequeña podemos romperla a la hora de cortar.

Por otro lado vamos a necesitar varios cuchillos. Uno pequeño o puntilla para hacer las incisiones más frágiles. También vendrá bien tener un cuchillo más grande con la hoja de sierra para hacer lo que será la tapa, ya que tendremos que vaciar la calabaza.

También necesitaremos un rotulador, una cuchara y un folio. La razón es que es mejor hacer el dibujo fuera y después pasarlo sobre la calabaza. Y la cuchara, para vaciar de carne, semillas y demás la calabaza.

Cómo hacer una calabaza para halloween

calabazahalloween660x495.jpg

cc Free Flower

Primero haremos los dibujos en una hoja a parte y cortamos el resultado. Podemos hacer muchos y diferentes tipos de dibujos, aunque por experiencia os diré que los mejores son los que acaban en puntas o son rectos. Los dibujos redondos son complicados después para cortar dado que la calabaza es muy dura.

Una vez recortados los diseños de boca y ojos los ponemos sobre la calabaza, si no tenemos ayuda los pegamos o pegamento. Después tenemos que vaciar la calabaza. Cortamos una tapa, pero lo tenemos que hacer con una inclinación ya que si lo hacemos en recto la tapa se podrá meter para dentro después.

Una vez cortada la tapa vaciamos la calabaza con una cuchara. Es complicado pero no imposible. Tampoco hace falta vaciarla del todo ya que se nos puede romper después al cortar los dibujos de la boca y los ojos.

Con mucho cuidado cortamos los ojos y boca. Como os comenté antes podéis hacer varios modelos y después decidís cual es el mejor. Podéis hacer calabazas que den miedo u otras que sean más simpáticas.

Al final del todo solo quedará poner una vela dentro y encenderla. En ese momento no pongáis la tapa porque se puede quemar. Y ahora ya tenéis una calabaza de halloween terminada.

Con la pulpa que hemos sacado, podremos hacer, por ejemplo, esta crema de calabaza.