Restaurantes de un sólo plato, ¿nueva tendencia gastronómica?

En el último tiempo en Londres y Nueva York se han inaugurado con éxito varios restaurantes con una carta que muy reducida que apuesta por la especialización, ya sea en un plato o en un ingrediente.

Hay varias razones por las que nos podemos explicar el surgimiento de restaurantes con una carta reducida o incluso de un solo plato, la crisis económica que reduce los presupuestos, la idea de que son un modelo de emprendimiento gastronómico más rentable o que especializarse en pocas preparaciones hace que las domines con maestría. Sea cual sea, en Londres y Nueva York hay varios restaurantes de este tipo que han abierto con éxito de público y buenas críticas.

En Londres si queremos cartas reducidas está Burger&Lobsters, que tiene tres opciones, una hamburguesa que se sirve a punto, una langosta (completa) y un sándwich de langosta en pan brioche. Próximamente en julio, el chef James Knappet abrirá Bubbledogs, donde ofrecerá sólo hot dogs y champagne. Aquí el menú se amplía a 10 preparaciones, que incluyen un hot dog con tocino, lechuga y tomate con mayonesa trufada. Otro chef de renombre que participa en esta tendencia es Mark Hix, abrió el restaurante The Tramshed,  con un menú simple a base de carne de vacuno y pollo: tres entrantes para compartir, pollo de granja y un marmoleado lomo de 250 gramos.

También hay restaurantes que van más al extremo y se especializan en un ingrediente o plato. El restaurante Madd ubicado en el Soho londinense, ofrece sólo preparaciones a base de mango fresco, y el restaurante Meatballs vende albóndigas de todo tipo, carne y ricotta con salsa de tomate, de cordero, vegetarianas, de pollo con salsa thai, en versión sandwich, etc.

Ahora el más arriesgado es Le Relais de Venise, una famosa franquicia francesa que está en Manchester y Londres, que sólo tiene un plato en el menú: entrecot y papas fritas. La carne va bañada con una salsa especial que es el secreto del restaurante.

La tendencia de restaurantes o comedores de plato único está bien instalada en Nueva York, donde hay establecimientos que ofrecen sólo Macaronis con queso o papas fritas  hechas a la manera belga, fritas dos veces, una para la cocción y otra para que queden más crocante.

Personalmente, creo que los restaurantes de este tipo, son un buen aporte a la oferta gastronómica, ya que al simplificar la carta, facilitas la elección del consumidor y reduces el riesgo de no cumplir sus expectativas. Además, si se hace una sola preparación, la idea es masterizarla con el tiempo, por lo que la calidad de los platos estaría supuestamente asegurada.

¿Crees que este tipo de restaurantes es una moda o podrán ser algo permanente? ¿Qué platos elegirías para hacer un restaurante de este tipo?

Fuente: “Rise of the single dish restaurant” (The Guardian)