Para el frío, ¿un café irlandés?

Café, un toque de whisky y crema batida, es la bebida perfecta para estas frías tardes, anímate a prepararla.

La historia del café irlandés o irish coffee comienza en Irlanda, claro está. Fue a comienzos de la década del 40 en el bar de la base aérea de Foynes, Limerick cuando un avión lleno de pasajeros estadounidenses aterrizó en medio de la noche. Para aplacar el frío de los pasajeros el chef del restaurante de la base aérea les ofreció una bebida caliente, café al que le agregó un poco de whisky irlandés y al final un toque de crema batida. Ahí nació el café irlandés.

Sin embargo, donde se hizo famoso mundialmente fue en Estados Unidos. En la década del 50, específicamente en el Bar Buena Vista de San Francisco. Cuenta la leyenda que fue Stanton Delaplane, periodista y cronista de viajes del Chronicle de San Francisco,  quien convenció al dueño del bar para que empezara a servir este especial café. Desde entonces se especializaron en su preparación, pero fue cuando salieron en un reportaje de la revista Time que el café irlandés se hizo conocido a nivel masivo.

jeffclark.buenavista.jpg

Bunea Vista Bar (cc) Jeff Clark

Para prepararlo necesitas un buen café intenso, idealmente azúcar moreno, whisky irlandés, crema de leche batida y ojalá una copa especial para irish coffee. Primero llenas la copa de agua caliente y mientras toma calor preparas un café bien cargado. Luego sacas el agua, agregas el azúcar, el café (3/4 taza), un buen chorro de whisky (3 cucharadas) y disuelves con una cuchara. Al final, agregas la crema ya batida. Un secreto es dejar la crema enfriándose uno o dos dias antes de servirla, esto permite que se mantenga la capa de crema arriba del café.

Acá te dejamos un video para que veas cómo preparan el Irish Coffee en el mítico Buena Vista Bar. Para que te inspires en estas tardes de frío.