Harvey Weinstein se entregó a la justicia tras denuncias de acoso sexual

El productor de cine Harvey Weinstein no ha podido más y cedió ante las decenas de denuncias en su contra por acoso sexual. Ha dado la cara ante la justicia de los Estados Unidos

Justicia es lo que piden las decenas de mujeres que argumentan haber sido víctimas del acoso sexual perpetrado por el productor cinematográfico Harvey Weinstein. Y la mañana de este viernes han tenido una primera imagen que comienza a dar fe de que la justicia, aunque tarde, llega.

El famoso productor de cine Harvey Weinstein se ha entregado durante la mañana de este viernes 25 de mayo ante las autoridades encargadas de administrar justicia en los Estados Unidos de América.

Aunque, en primera instancia no va a quedar arrestado, sí afronta fuertes medidas de control, mientras se desarrolla la trama judicial en la que enfrenta formalmente a víctimas bajo cuatro delitos sexuales, entre ellos el de violación y abuso sexual en relación con dos mujeres.

Weinstein ha comparecido a primera hora de la mañana en la Comisaría de Tribeca y luego de completar la ficha policial, salió de la comisaría esposado para ir a declarar en la Corte Penal en Manhattan ante el juez Kevin McGrath.

Harvey Weinstein Acoso Sexual Justicia

El productor de Hollywood logró pactar con el fiscal Cyrus Vance el pago de una fianza que podría ascender a los dos millones de dólares, la entrega de su pasaporte y la asignación de un brazalete o grillete electrónico que limitaría sus movimientos dentro del territorio de los Estados Unidos.

Según reseña El País, el Departamento de Policía de Nueva York emitió un comunicado en el que agradece a las víctimas de Harvey Weinstein, “que dieron el paso al frente buscando justicia" en medio de los traumas que conlleva haber sido víctima de acoso sexual.

Desde al año pasado, aproximadamente 70 mujeres allegadas a la industria de Hollywood han denunciado ser víctimas de Weinstein en casos de abuso y acoso sexual dando origen a los movimientos sociales feministas Me Too y Times Up que buscan fortalecer y dignificar la imagen de las mujeres en el séptimo arte.

Los abusos de Weinstein era un secreto a voces en la industria del cine, pero decenas de personas decidieron guardar silencio, mientras el fantasma del acoso sexual aparecía, generalmente, en las jóvenes aspirantes a actriz.

 

Te recomendamos en video