Con uniforme y acompañado de su hermano, así fue la llegada del príncipe Harry

Luciendo como un verdadero príncipe.

Esta mañana, uno de los enlaces matrimoniales más esperados por fin llegó. La pareja mediática del momento compuesta por Meghan Markle y el príncipe Harry, se dio el sí en la capilla de San Jorge.

Como era de esperarse, uno de los momentos cumbre fue la llegada de Harry a la boda, quien junto a su hermano caminaron rumbo a la iglesia para esperar en el altar a la novia.

Harry llegó acompañado de su hermano, el príncipe William, ambos con uniforme y luciendo impecables.

Los dos hijos de Carlos y Lady Di demuestran que a lo largo de sus vidas no solo los une un innegable lazo de sangre sino que además han cultivado una grandiosa amistad que los ha convertido en los hermanos reales más cercanos, ambos siempre apoyándose.

Parece que la muerte de su inolvidable madre fortaleció ese vínculo y a lo largo de la vida de cada uno hemos logrado verlo dándose el apoyo necesario para cada evento trascendental que viven juntos. Hace siete años era Harry el que acompañaba a William en su hermosa boda real con Kate Middleton, el tiempo pasó volando.

Ambos se sentaron uno al lado del otro para esperar la llegada de la novia.