La capilla sixtina de Miguel Ángel se convierte en vestido para Ariana Grande en la MET Gala

Ariana Grande se roba la atención de todos los medios en la MET Gala debutando con un grandioso diseño.

Ariana Grande hace su primera aparición en una MET Gala justo en su edición 2018. Llegó con un impresionante vestido de Vera Wang que tiene como patrón, nada más y nada menos que la mismísima Capilla Sixtina del Vaticano, donde se aprecia "El Juicio Final", la obra emblema de Miguel Ángel, que en la vida real está ubicada en la bóveda y el testero del Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano.

La intérprete de "No Tears Left To Cry" sorprendió a todos con esta propuesta, además de lograr ensamblar su emblemática cola con un lazo que sustituyó su acostumbrada melena. Haciendo un poco de historia, el patrón de este vestido está basado en una obra que se ubica en gran parte del techo de la Capilla Sixtina, una obra de arte elaborada en ochos años entre 1473 y 1481, que fuese dedicada al Papa 212 de la Iglesia Católica, Sixto IV, que muriera tres años después de culminada la grandiosa pintura. La propia cantante compartió la obra original.

La obra se conoce como "El Juicio Final" o El "Juicio Universal" y es el mural realizado al fresco por Miguel Ángel para decorar el la parte superior de Capilla Sixtina ubicada en Ciudad del Vaticano, Roma. Como dato curioso, Miguel Ángel empezó a pintarla 25 años después de acabar de pintar la bóveda de la capilla. En su momento hubieron algunos escándalos por los desnudos.

Te recomendamos en video: