Lifestyle

Para “cambiar las reglas”: así es Unna, la ropa interior que busca revolucionar la menstruación

La tecnología de su tela permite absorber todo sin la necesidad de usar implementos higiénicos tradicionales.

Se estima que en un promedio de 40 años, con la mentruación, se utilizan 12 mil toallitas o tampones, lo que equivale a 88 kilos de desecho. El problema se acentúa si se toma en cuenta que las toallas higiénicas tardan entre 500 y 800 años en degradarse y que, una vez que han cumplido su labor, terminan en vertederos, cursos de agua o sencillamente en los océanos.

En el caso de los tampones, éstos demoran cerca de 6 meses en degradarse, sin contar su envoltorio. A esto se suma que tanto las toallitas como los tampones para muchas resultan muy incómodos, generan alergias y otras molestías.

Existen otros dispositivos como la cosita menstrual o Ziggy, pero involucrar introducir elementos y puede resultar incómodo para algunas personas. Pero la tecnología llegó a los tejidos: se creo un calzón que se ve normal, pero absorbe la menstruación.

Tecnología “para cambiar las reglas”

Con el objetivo de hacer frente a estas situaciones, nace UNNA, de la mano de la emprendedora Carmen Nalda, ingeniera comercial que busca “cambiar las reglas” y entregar una solución acorde y para hacer frente a los tabúes que hay respecto a la menstruación.

“Me sentía muy incómoda viendo mi basurero lleno de toallitas higiénicas la semana que me llegaba la regla; desechos plásticos, poco biodegradables y con químicos, en tiempos que el planeta grita que lo cuidemos… Además las toallas y los tampones son molestos como método de cuidado menstrual. Estos dos puntos me motivaron a buscar una solución cómoda y que fuera hasta sexy… Y tras conocer una marca gringa de calzones menstruales, dije “esta es la solución””, cuenta Carmen Nalda, creadora de UNNA.

El desarrollo de un calzón 2.0

Después de un año de investigación de materiales, llegaron a la tecnología que distingue a UNNA: Modelo de 4 CAPAS. La primera, que está en contacto con la piel, es de microfibra y algodón de rápido secado, y para evitar humedad y prevenir infecciones, además integra filamentos de plata cuyas propiedades antibacteriales son un refuerzo más a la salud genital.

La segunda es la de retención, y se preocupa de almacenar todo el flujo. La tercera es antiderrames, por lo que previene todo tipo de “accidentes” y finalmente la de revestimiento del calzón, que permite mantener un diseño bonito y que no parezcan pañales.

Para su confección, tuvieron reuniones con talleres textiles en varias partes del mundo. Partieron localmente en Chile, luego Perú, India y finalmente China pues la tecnología que buscaban y el diseño que querían se cumplió. “De todas maneras seguimos en un constante proceso de mejora, probando materiales y buscando talleres, tanto nacional como internacionalmente”, explica Carmen,

La ropa interior no tiene que ser aburrida

Hoy cuentan con 5 categorías: Bikini, Calzón Alto, Boyshort, Colaless y Pantaleta, para flujo alto, medio y bajo. “La recepción ha sido maravillosa, tan buena que tenemos una garantía al 100% sin preguntas. Es decir, si no los amas, te devolvemos la totalidad de la compra, sin cuestionamientos. Hemos devuelto sólo 1 pedido en estos 6 meses que llevamos trabajando”, cuenta Carmen.

Su meta es vender 500 calzones menstruales al mes, con eso se ahorra alrededor de 2500 kilos de basura al planeta y posicionarse en el mercado chileno.

¿Cuánto absorben?

El producto fue revisado por el equipo de FayerWayer. Según informa la web de Unna, hay distintos niveles de absorción según el modelo. El más absorbente equivale a el uso de 5 tampones. Para algunos clientes, un calzón durante todo el día les funciona perfectamente, mientras que otras prefieren llevar consigo uno de reemplazo.

¿Cómo se lavan?

Enjuágalos bajo el chorro de agua fría unos minutos, mételos en tu bolsita UNNA y lávalos en la lavadora junto a tu ropa delicada con agua fría. Luego déjalos secando al aire libre. No uses secadora.

Los UNNA pueden perfectamente durar hasta 2 años (40 lavados) si los lavas con agua fría, junto a tu ropa delicada y no usas suavizantes ni secadora. Puedes conocer más sobre su funcionamiento en la página oficial de Unna. Es www.unna.cl

Tags

Lo Último


Te recomendamos